Semenya le da a Nike y su Living Room Cup lo que Cristiano no pudo

0
Semenya-Cristiano Ronaldo
  • La atleta sudafricana pulverizó la marca de abdominales en 45 segundos fijada por Cristiano Ronaldo en el Living Room Cup de Nike

Lo contábamos ayer: ¿se puede activar una marca en plena crisis global (en todos los sectores) a nivel mundial como consecuencia de la actual situación de emergencia sanitaria que se vive en todo el planeta por el coronavirus? La respuesta es sí. El mejor ejemplo, tal y como explicábamos ayer, la estrategia puesta en marcha por Nike y su Living Room Cup. Pero, ¿se puede mejorar aún más esta campaña aunque sea de manera indirecta?

Al Living Room Cup le faltaba Semenya

La estrategia de activación de marca puesta en marcha por Nike en plena crisis del coronavirus lo tenía todo. Aunque solo aparentemente: una buena puesta en escena, el mayor embajador de la marca a nivel mundial, un reto en el que podía participar cualquiera y un objetivo por batir: dar la posibilidad a cualquier aficionado de batir a su gran estrella.

Lo tenía todo pero le faltaba algo. De hecho, salvo medios deportivos o especializados en marketing deportivo, poca más repercusión había tenido la campaña Living Room Cup a nivel mediático que alguna otra pequeña reseña en medios generalistas que le pudiera otorgar a la firma la presencia del crack luso en dicha activación. Al Living Room Cup de Nike le faltaba algo.

Semenya pulveriza a Cristiano y relanza a Nike

Y ese algo le ha llegado a través de otra de sus más importantes embajadoras: la atleta sudafricana Caster Semenya. Hasta hace un par de días, el reto era conocido por participar en él algunos otros grandes embajadores de Nike, casi todos procedentes del planeta fútbol, lo que quedaba muy circunscrita el grade de expansión de la campaña. Pero ayer ocurrió lo mejor que podía sucederle a Nike: otra de sus embajadoras, muy en el candelero por las circunstancias que todo el mundo conoce, Caster Semenya, y procedente de un deporte que nada tiene que ver con el fútbol, el atletismo, pulverizaba el récord de Cristiano Ronaldo que hasta ahora otros grandes embajadores de la firma no habían podido conseguir: 176 abdominales en 45 segundos, 34 más que el futbolista portugués que se quedó en las 142, un récord que era el «toque» final que le faltaba a Nike en su campaña.

Probablemente de haberse batido el récord por cualquier otro embajador de Nike, la consecución no habría tenido la misma repercusión que la que ha tenido. Porque Semenya cumple todos los requisitos para que ayer y hoy, en todos los medios de comunicación, deportivos, especializados en marketing deportivo pero también en los generalistas, se hable de la gesta de Semenya, una deportista en boca de todo el mundo por sus intentos por ser reconocida como mujer en el mundo del atletismo.

La jugada no le ha podido salir mejor a Nike, que ha conseguido con ello ese «toque» final del que hablamos en su campaña y que le ha reportado una repercusión y notoriedad a nivel mundial que, sin duda alguna, difícilmente habría alcanzado con la superación de la marca de Cristiano Ronaldo (si se hubiera producido) por parte de cualquier otro embajador de la compañía.