adidas cae un 33% en el primer trimestre

0

2014 es uno de esos ejercicios que las firmas de ropa deportiva, las grandes multinacionales, tienen marcado en rojo en el calendario. El motivo, como todos sabréis, no es otro que la celebración del Mundial de fútbol en Brasil, un evento en el que las compañías tienen depositadas sus esperanzas de cara a sus resultados económicos en este 2014.

Lo venimos contando desde hace más de un año. Las grandes firmas tienen hipotecadas sus estrategias al Mundial brasileño. Los resultados, sobre todo los del ejercicio 2013, venían excusados (en el caso de ser más o menos negativos) con la celebración del acontecimiento FIFA de este 2014, un condicionamiento que ponía bien a las claras la importancia de la cita futbolística. Y más vale que sea así. Sobre todo para algunas de esas firmas.

Este es el caso de la multinacional alemana adidas, que no ha empezado nada bien el presente ejercicio (una tendencia que ya marcó en 2013 pero con la esperanza que en 2014, con la cita mundialista en puertas, se dejara apreciar una notable mejoría. Sin embargo, el grupo alemán ha concluído el primer trimestre del presente ejercicio fiscal, que concluyó el pasado marzo, con una acuciada caída del 33% en su beneficio neto hasta dejarlo en 204 millones de euros, frente a los 308 millones obtenidos por la entidad germana en el mismo periodo del año anterior.

De este modo, la facturación alemana cayó entre enero y marzo casi un 6% para situarse en los 3.533 millones de euros, por los 3.571 millones obtenidos en el mismo periodo del año precedente. ¿Motivos? Una desfavorable conversión en el cambio de divisas que ha agravado sobremanera la situación en todas las compañías y, además, la ralentización de su negocio en varias de las regiones en las que opera. Todo ello, sumado a una disminución en las ventas de su extensión en el mundo del golf, Taylor Made, ha dado unos resultados peores de los que inicialmente cabrían esperarse, sobre todo, por las esperanzas que la marca tenía puestas en este año mundialista.

No obstante, y pese al descenso en ventas y al retroceso en su beneficio, la compañía de las tres tiras mantiene su previsión anual de crecimiento y espera recuperar lo perdido hacia la mitad del ejercicio, coincidiendo con la disputa del Mundial de Fútbol.

La zona donde más descendió su cifra de negocio fue, precisamente, en los Estados Unidos, con una caía de casi el 24% para registrar 680 millones de euros. La región asiática, excepción hecha de China, fue otra de las zonas geográficas donde más acuciante fue la caída en las ventas de la marca alemana, unas ventas que se han cerrado en 482 millones de euros, casi un 10% menos de lo obtenido en el año anterior en el mismo periodo. Lationamérica, región importantísima decara a la cita mundialista para la marca, también vio reducir las ventas alemanas aunque en menor cuantía, tan sólo un 3% para situarse en los 377 millones de euros.

No obstante, no todos son malas noticias para adidas. En Europa, sobre todo en los mercados emergentes de este continente, adidas logró obtener una cifra de negocio de hasta 477 millones de euros, un 10% superior a la registrada un año antes.

A poco más de un mes y medio para el Mundial, la marca alemana sabe que se juega todo a una carta, a un número y un color en la ruleta: la cita brasileña. De no obtener los resultados obtenidos, adidas puede tener que hacer frente a un escenario que quizás no haya contemplado ni en sus previsiones menos optimistas para este 2014.