Se amplía el selecto club de los 10 millones en Facebook

0

Ayer os contaba la iniciativa de Adidas y el Milán a la que habían llegado para festejar su llegada a los 10 millones de seguidores en Facebook (Ver Artículo en MD). De este modo, la marca y el club rossonero celebraban junto con sus seguidores la entrada en el selecto club de los equipos de fútbol con más de 10 millones de seguidores en Facebook, club en el que estaban hasta ahora el Real Madrid, el FC Barcelona y el Manchester United. Al Milan se han unido otros dos clubes de solera en Europa, el Chelsea y el Arsenal, que también han tenido el honor de entrar en este privilegiado club. Esto no hace más que demostrar la enorme importancia que las entidades deportivas están dando a las redes sociales, una vez han conocido su enorme potencial. La intención de consolidar una marca a nivel internacional y de tratar de que el aficionado se identifique con ella, de que considere al club como algo suyo, es algo que las potencias deportivas están tratando de aprovechar al máximo. Una adecuada activación de la marca a través de las redes sociales implicará una mayor identificación de los seguidores con la misma lo que se puede traducir en el hecho de que, por poner el ejemplo más simple que hay, éstos se compren cualquier objeto de merchandising (camisetas, gorras, …) del club en cuestión.

Y para dar la importancia que se merece a estos acontecimientos, el primero fue el Milan, pero tanto Chelsea como Arsenal también han celebrado junto a sus seguidores la superación de la barrera de los 10 millones de seguidores, ambos con sendos videos conmemorativos de la efeméride. Analizando más detenidamente este reducido y selecto club de los 10 millones de fans, es indudable que el fútbol inglés es el que más cuida a sus aficionados en las redes sociales con tres representantes, seguido de los dos gigantes españoles y del único representante italiano. Será cuestión de tiempo de que el resto de clubes europeos, por lo menos, las grandes potencias futbolísticas, caigan en la cuenta de la importancia y el mimo que deben dar a las redes sociales.