Samsung, detrás de los alienígenas de Beckenbauer

0

Mucho se ha hablado durante estos últimos días de la presencia, en diferentes estadios de fútbol, de unos personajes, ataviados con túnicas negras, que se personaban en los mismos para seguir las evoluciones de los 22 jugadores dispuestos sobre el terreno de juego, personajes a los que hacía referencia el propio Frank Beckenbauer.

La realidad es que la campaña publicitaria montada al efecto ha dado que hablar. Y mucho. La elección de toda una institución mundial en el mundo del fútbol, Frank Beckenbauer, como principal protagonista para dar a conocer la nueva de que un grupo de extraterrestres había desafiado a los seres humanos a un partido de fútbol cuyo vencedor se llevaría la Tierra, rápidamente dio que hablar. A ello contribuyó, qué duda cabe, la presencia de esos extraños personajes en las gradas de diferentes estadios europeos que daban mayor intriga al asunto. Así, un no menos misterioso símbolo, que lucían estos ‘extraños seres’ se ha podido también ver en el Reino Unido, en Nueva York y hasta en Brasil como identificación de una nueva raza alienígena.

La cuestión era fácil de plantear pero difícil de resolver: ¿Qué compañía estaba detrás de todo este montaje? Y a día de hoy ya conocemos la respuesta: la surcoreana Samsung ha sido la encargada de elaborar esta llamativa campaña en la que se podrán seguir las evoluciones de este particular equipo de once estrellas al que Beckenbauer ha llamado Galaxy 11. La campaña tendrá su continuidad en una serie de episodios durante los próximos meses en las que los aficionados podrán seguir las evoluciones de estos jugadores hasta el gran partido final en el que estará en juego algo más que la victoria: la Tierra.

La activación de la campaña ha sido todo un éxito a nivel mundial a través también de las redes sociales, con presencia en Twitter sobre todo bajo el hashtag  #winnertakesearth. El próximo 11 de noviembre se conocerá al primero de los integrantes de ese equipo galáctico Galaxy 11, que ejercerá además como capitán.

Con la campaña, Samsung pretende una mayor activación de sus productos (smartphones y tablets) entre los aficionados y seguidores, incentivándole a hacer a través de los mismos un seguimiento casi diario en la creación y preparación de ese Galaxy 11.