Rusia admitirá cervezas en los estadios durante su Mundial

0
Rusia admitirá cervezas en los estadios durante su Mundial
  • Mientras hace unos días FIFA hablaba en Brasil de la posibilidad de vender la venta de cervezas en los estadios, paralelamente se aprobaba en Rusia la adaptación de su legislación a las imposiciones de FIFA para permitir la misma en el Mundial de 2018
  • El proceso no ha suscitado tanta polémica como la que en su día se levantó en Brasil ante lo que consideraban una injerencia de FIFA en el poder legislativo del estado

Resulta, cuanto menos, paradójico la doble actitud de la FIFA en todo el tema de la venta de consumo de alcohol dentro de los estadios, más después de los graves incidentes protagonizados por los hinchas y aficionados durante algunos encuentros en este Mundial de Brasil 2014, incidentes que llevaron a las autoridades casi a rogar a los organizadores la salida en público para informar de las medidas anti-alcohol que podían comenzar a plantearse. Pero, nuevamente, se ha venido a demostrar que el dinero es el dinero y que los intereses están muy por encima de todo lo demás.

El “ahora sí, ahora no” de la FIFA

Hablábamos de ello la semana pasada. Los graves incidentes provocados por los aficionados en algunos encuentros de la presente edición de la Copa del Mundo obligó (y nunca mejor dicho) a la FIFA a salir a escena para informar de su firme intención de prohibir, en algunos encuentros y en determinadas circunstancias, el consumo de cerveza (único alcohol que se vende en los estadios en Brasil) para evitar estos altercados.

La noticia pilló de imprevisto a las propias autoridades brasileñas, que vieron cómo después del enorme escándalo que se vivió en Brasil para adecuar su normativa a las exigencias FIFA, que establecían como requisito indispensable que se pudiera vender alcohol (cerveza) en los estadios durante el Mundial, algo que en Brasil lleva prohibido desde hace años para evitar, precisamente, esos incidentes, un escándalo que acabó con la aprobación de la conocida Ley FIFA que daba el visto bueno a dichas exigencias para mayor gloria de FIFA y Budweiser, patrocinadora oficial del organismo en este target.

Pero igualmente cogió de imprevisto precisamente a Budweiser, que veía como un negocio multimillonario podía ser puesto en peligro por la decisión FIFA. Había en juego muchos millones de euros. Sólo en Sudáfrica 2010, la venta de cerveza en los estadios arrojó un beneficio de 8 millones de euros. Al final, todo quedó en una mera declaración de buenas intenciones.

Rusia modifica su legislación para adecuarse también a la FIFA

Y mientras FIFA trataba de salvar su imagen en estos altercados con esas declaraciones, de manera paralela y casi al mismo tiempo, Rusia ha aprobado una exhaustiva modificación de su legislación (tal y como ocurrió en Brasil) para que se pueda vender nuevamente alcohol en los estadios que acogerán la Copa del Mundo del año 2018 que se celebrará en el país.

Aunque también han salido a escena voces discrepantes con lo que consideran una intromisión en toda regla de FIFA en el poder legislativo de Rusia, estas no han tenido la fuerza y el resonar mediático que tuvieron hace un par de años las que se suscitaron en Brasil con la adaptación de su legislación a las imposiciones FIFA.

Así, una de las grandes beneficiadas en todo este asunto volverá a ser, nuevamente, la cervecera Budweiser, patrocinadora oficial de FIFA. Otra situación muy diferente será cuando llegue el momento de aprobarlo en la siguiente sede, Qatar 2022 (si definitivamente llega a celebrarse allí), donde ya se han planteado cuestionar a FIFA  por qué tiene que venderse cerveza en los estadios debido a sus estrictas convincciones religiosas.