Roshfrans saca rendimiento a su papel como sponsor del Tri

0

La Selección Mexicana de fútbol está a un paso de quedarse, matemáticamente, fuera de la próxima gran cita futbolística que tendrá lugar el año próximo en Brasil: el Mundial FIFA del año 2014. Ello ha generado  una enorme preocupación (y malestar) entre los aficionados al Tri pero también entre los sponsors y patrocinadores oficiales de la Federación Mexicana de Fútbol, que ya cuantifican en millones de dólares las pérdidas en las que incurrirían en caso de que, definitivamente, México no se clasificara para el citado evento tal y como hemos comentado ya en alguna ocasión en MD.

Pero frente a esta actitud pesimista de la mayor parte de los patrocinadores oficiales del Tri, Roshfrans, una compañía de lubricantes que también forma parte del elenco de patrocinadores y sponsors oficiales de la Selección mexicana de Fútbol, ha tratado de conseguir el mayor rendimiento posible a esta difícil situación. Y así, lejos de estar lamentándose por las posibles pérdidas en las que incurrirá en caso de la no clasificación finalmente de México para el Mundial, ha puesto a trabajar a sus diferentes departamentos para ver de qué manera pueden sacar algún tipo de rendimiento de esta difícil situación por la que atraviesa la Selección Mexicana. Y visto los resultados, a ciencia cierta podemos decir que vaya si lo han conseguido.

Así, Roshfrans ha puesto en marcha una campaña de publicidad en todo México que ha inundado las calles de las principales ciudades de vallas publicitarias con una campaña que ironiza sobre la difícil situación por la que atraviesa la Selección azteca y sobre su papel como patrocinador oficial de la misma.

De este modo, frases como “¿Eliminados? Sólo estamos poniendo a prueba a nuestros nervios” o “Orgulloso (aunque ahorita no tanto) patrocinador de la Selección Nacional” han motivado que la campaña se haya convertido en todo un acontecimiento en las redes sociales, lo que ha incrementado la notoriedad mediática de la compañía, que de este modo, ha sabido rentabilizar una difícil situación en la que se ha visto envuelta, junto al resto de patrocinadores oficiales de la Selección Mexicana, por la precaria actuación del Tri en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 que pone en serio riesgo su participación en la fase final del campeonato a celebrar en Brasil el año próximo.