Rory McIlroy quiere despedir a sus representantes para gestionar sus negocios

0

El irlandés Rory McIlroy no parece estar muy de acuerdo con cómo están llevado sus intereses dentro y fuera de los campos de golf los actuales representantes que gestionan la imagen, negocios y contratos del jugador.

Así lo ha manifestado en más de una ocasión el deportista irlandés que tiene como intención, dado los ‘malos’ resultados que está obteniendo últimamente con las personas encargadas de mover sus negocios tanto dentro como fuera de los campos de golf. De este modo, la intención del irlandés no sería otra que la de crear una sociedad integrada por familiares suyos que se encargara de la gestión de estos asuntos.

Los derechos de Rory McIlroy están actualmente gestionados por la agencia Horizon Sports Management, una sociedad de representación a la que se unió en abril dela ño 2012 después de poner fin a su relación con el que fuera su agente, Chubby Chandler, que llevaba sus designios en International Sports Management.

Graeme McDowell, uno de los grandes responsables de que McIlroy acabara firmando por Horizon Sports Management, criticó irónicamente la decisión del jugador al que acusa de buscar escusas ‘infantiles’ para romper la relación con una entidad que fue la encargada de negociar el supercontrato de 250 millones de dólares con la firma norteamericana Nike: “No sé de qué se queja. No creo que Horizon haya estado dándole clases de golf o diciéndole cómo tiene que jugar”, en clara alusión al supercontrato que firmó la estrella irlandesa con Nike gracias a Horizon.

McDowell cree que los argumentos utilizados son los mismos que motivaron su marcha de International Sports Management. Sin embargo, no todas son críticas a esta decisión. Su compañero en la Ryder Cup, Lee Westwood, que seguirá con International Sports Management, afirmó que la marca McIlroy ha crecido tanto que no cree que sea necesario la asociación con esta o aquella agencia puesto que es algo que se logra vender por sí sola.

La intención del jugador es de finalizar su actual relación con Horizon Sports Management de manera cordial y amistosa para poder poner su designios e intereses en manos de personas de más confianza cercanas a su círculo familiar que pasarían a integrar esa supuesta nueva agencia que crearía el jugador, como su padre o su actual novia, Caroline Wozniacki. Al respecto aún no hay nada en concreto, pero fuentes cercanas al propio jugador han manifestado que el asunto se resuelva lo antes posible a petición expresa del propio McIlroy.