Rory McIlroy pacta una salida amistosa con Oakley

0

Los más fieles seguidores de MD estaréis al tanto de un tema que ya hemos tratado aquí en más de una ocasión y con profundidad: los problemas legales en los que se halla incurso el irlandés Rory McIlroy con la que fuera su patrocinadora, la firma de ropa deportiva americana Oakley.

El asunto puede resumirse brevemente: Tras firmar con Nike, la compañía que hasta entonces se encargaba de aportar las equipaciones que el golfista lucía en los diferentes torneos, la norteamericana Oakley, puso una demanda contra el jugador por ruptura unilateral de las condiciones que en su día acordara con la misma. Así, en Oakley, los representantes legales de la misma consideraron que el jugador de golf había incumplido el conocido como derecho de tanteo que le otorgaba a la compañía norteamericana precisamente el derecho a igualar cualquier oferta que al jugador le llegara procedente de otra compañía.

Sin embargo, la firma acordada con Nike se produjo sin, al parecer y siempre según Oakley, dejar transcurrir el periodo que el acuerdo que mantenía con el golfista le otorgaba para poder igualar (algo que según han reconocido no podrían haber hecho) la cifra que le puso encima de la mesa Nike al irlandés.

Todo ello desencadenó que Oakley decidiera interponer en los tribunales una demanda para tratar de hacer valer la defensa de sus derechos, que consideraba lesionados, frente a la actitud del jugador y sus representantes al firmar con Nike. Y cuando todo iba encaminado a un duro proceso judicial que motivaría la presencia de las partes en en los tribunales, el propio jugador ha reconocido que ha llegado a un acuerdo amistoso fuera de las instancias judiciales que ha supuesto la retirada, por parte de Oakley, de la demanda interpuesta contra el irlandés.

En definitiva, una buena noticia para un McIlroy que en más de una ocasión ha justificado su mala temporada amparándose en los problemas extradeportivos que tiene, como bien podrían ser esa demanda de Oakley o su ruptura con la agencia que llevaba sus asuntos para crear su propia compañía de representación y que ha supuesto que Horizon Sports Management haya acudido a los tribunales demandando la actitud de McIlroy.

Nike incorporó a McIlroy a comienzos de este 2013 a cambio de un sustancioso contrato valorado en 250 millones de dólares en la intención de la compañía norteamericana de encontrar a un sustituto para el ahora renacido Tiger Woods ante el temor de que éste no volviera a ser el que fue.