Rory McIlroy, otra estrella del deporte amante de los pocos patrocinadores

0

Pocos, elegidos y selectos. Esa es la premisa que el irlandés Rory McIlroy ha marcado a sus representantes a la hora de negociar sus contratos de patrocinio personal con las diferentes marcas y casas comerciales que todos los días llaman a su puerta para unirse a la figura que gobierna, con permiso de Tiger Woods, el mundo del golf en la actualidad.

Horizon Sports es la firma irlandesa creada en el año 2005 por dos irlandeses, Conor Ridge y Colin Morrissey, encargada de llevar los negocios fuera de los campos de golf de uno de los cabezas visibles de este deporte en la actualidad, el irlandés Rory McIlroy, y con una premisa clara del jugador: negociar contratos con pocas firmas comerciales, exclusivas la mayoría, que configuren una elitista clase de marcas asociadas al jugador caracterizada por el reducido número que la conformen.

Detrás de esta decisión del irlandés, seguida por otros muchos deportistas de la élite (como por ejemplo Roger Federer en el mundo del tenis) que, en contraposición a la decisión adoptada por la mayoría de ir acumulando cuantos más sponsors personales mejor, se sitúa una estudiada estrategia de marketing orientada a la consecución de un doble objetivo: por un lado, el no descentrar la cabeza del jugador con excesivos compromisos comerciales que vayan en un detrimento de su rendimiento dentro de los campos de golf.

En segundo lugar, el configurar en el entorno una sensación de elitismo que repercutan a la marca interesada un prestigio adicional por el sólo hecho de ser patrocinador personal del deportista. Es decir, seguir el esquema de pocos patrocinadores y de gran calidad para dar la consideración a los mismos de privilegiados, lo que repercutirá positivamente a su vez en la propia marca del jugador, que verá incrementar sus ingresos por este concepto por parte de aquella marca que desee incorporarse a su portfolio, y a la propia marca patrocinadora, que verá como su prestigio y consideración aumentan al entrar a formar parte de este elitista grupo.

La propia Horizon Sport ha reconocido que suelen rechazar aproximadamente el 95% de los ofrecimientos de contratos comerciales que le llegan a sus oficinas para incorporar al jugador como imagen de las mismas, quedando ese reducido porcentaje del 5% como el elitista grupo en el que es prácticamente imposible entrar a menos que el prestigio y el nivel de la compañía en cuestión, unido al desembolso que está dispuesta a realizar, sea lo suficientemente interesante para el jugador.

En la actualidad, McIlroy es el tercer jugador con la fuente de ingresos más alta dentro del mundo del golf, tan sólo superado por Tiger Woods y Phil Mickelson. A la consecución de esta tercera posición ha contribuído, y mucho, el megacontrato firmado con la norteamerciana Nike, estimado en unos 250 millones de dólares durante los próximos 10 años.

Otras marcas de este elitista grupo que conforman el portfolio de patrocinadores personales de McIlroy son la firma relojera Omega, la compañía de auriculares Bose o el Banco de Santander.