Roland Garros: un negocio de 1.000 euros el minuto

0

Cada vez son más los esfuerzos de los diferentes torneos de tenis dentro de la ATP y de la WTA que orientan todos sus esfuerzos a conseguir repartir un cada vez mayor importe en premios, con el objetivo de lograr atraer la atención de las principales figuras del circuito, hecho éste que repercutirá a su vez en beneficio de los propios intereses de los organizadores, que podrán incrementar precios por entradas, derechos de emisión, etc… en una vertiginosa espiral que se retroalimenta.

Pero muchas veces, este esfuerzo económico de los organizadores por querer ‘recompensar’ la participación de los tenistas que acuden al torneo con cantidades muy jugosas y atractivas para ellos muchas veces degenera en situaciones cuando menos esperpénticas. O por lo menos curiosas. Y para muestra, un botón. Tomemos como ejemplo el reciente torneo parisino de Roland Garros, que acaba de dar comienzo esta semana en Francia.

El torneo de París ha incrementado este año un 5% los emolumentos que perciben no ya los jugadores que llegan a última ronda, normalmente reservadas para las grandes estrellas, si no lo jugadores que van siendo eliminados a las primeras de cambio. Así, de los 15.000 euros que recibía cada jugador que quedaba eliminado en la primera eliminatoria en el torneo el año pasado, se ha pasado este año a la bonita cantidad de 18.000 euros, un 20% más. Es decir, este año, cada tenista eliminado en el primer partido recibe como compensación 18.000 euros.

Ahora centrémonos en los partidos de esta primera eliminatoria:
Partido Florent Serra contra Feliciano López. El español Feliciano López se retira a los 18 minutos de juego por una lesión. Desgraciadamente para él, peligran incluso los Juegos Olímpicos de Londres. Pero centrándonos en el asunto en cuestión, el tenista español se ha embolsado 1.000 euros por minuto jugado. Otro tanto de lo mismo ocurrió también al tenista Frank Dancevic, retirado también por lesión, y tiene un ratio más o menos igual que Feliciano. Un caso diferente es el del ruso Alex Bogomolov, cuyo ratio bajó hasta los 70 euros el minuto al caer eliminado en el quinto set de su encuentro, y aquejado por fuertes calambres, ante el francés Arnaud Clement en la final del quinto set (6-2, 3-6, 4-6, 7-6, 5-4 y retirada).

En definitiva, una apuesta que en muchos casos puede estar sujeta a la picaresca. Tanto es así que los organizadores comienzan a preguntarse si es buena idea aportar tamaña suma de dinero para las primeras rondas aún a sabiendas de que cualquiera puede fingir una lesión y embolsarse los 18.000 euros en este caso. No es el caso de los tres jugadores citados, con pruebas fehacientes de la lesión, pero en París ya corre el debate de si no es mejor recompensar con menos dinero a los eliminados en primera ronda con el fin de evitar ‘posibles tentaciones’ de cara a su eliminación.

Todo será objeto seguro de estudio, aunque, como ya cité por aquí, otro que se subió a la moda de incrementar las ganancias de los eliminados en el primer partido ha sido el torneo de Wimbledon (Ver Artículo en MD)