Robert Griffin III no escarmienta y la NFL le vuelve a multar por usar adidas

0

La relación Robert Griffin III y adidas, la especial unión que tiene el quaterback de los Redskins con la marca alemana, la fidelidad a la misma por encima de todo y contra todo, es algo digno de estudios. Así, si la temporada pasada la NFL ya sancionó al  jugador por sus continuas muestras de apoyo hacia la marca que le pagaba, en esta parece ser que ni las sanciones ni las continuas advertencias de la anterior han servido para que el jugador deje de hacer guiños constantes a adidas en detrimento de los intereses de Nike.

La historia de desavenencias del jugador con la NFL y uno de los principales patrocinadores oficiales de la liga, la marca norteamericana Nike, datan del mismo día de su debut. El jugador de los Washington Redskins no ha dudado, desde aquel mismo instante, en hacerle guiños y ‘favores’ a la marca que le paga, la firma alemana adidas, que incluso desde antes de su debut profesional vio en el quaterback de los Redskins al representante ideal, al que más potencial comercial encontraba, para poner su pica en flandes en un territorio que la marca había gobernado durante los últimos años a través de Reebok pero que con la llegada de Nike como nuevo patrocinador oficial y sponsor técnico de las 32 franquicias de la NFL, se había convertido en poco menos que territorio comanche para los alemanes.

Así, como decimos, adidas encontró en Griffin III a su socio ideal, a su aliado perfecto, capaz de no tener reparos en hacer favores a la marca frente al temor de otros embajadores de adidas en la NFL a las represalias de la liga si actuaban en contra de los intereses de Nike, recordemos, patrocinador oficial.

Griffin III debutó en la NFL en el encuentro que su equipo disputó ante los New Orleans Saints, y más que por su excelso partido, acaparó portadas por su precalentamiento, donde se pudo ver al jugador con una camiseta suministrada por Nike y donde el quaterbak había dibujado la palabra Heart para tapar el logotipo de la marca tal y como os contamos en MD. Ello implicó que la NFL, ante la presión de Nike, advirtiera seriamente al novato de que, en caso de no desistir de su actitud y reiterar en encuentros futuros actos como el citado, se verían obligados a ser muchos más duros en las sanciones a imponer, que evidentemente irían más allá de una simple amonestación verbal como era el caso.

Sin embargo, la advertencia cayó en saco roto puesto que, desde ese momento, no han sido pocos los actos de desobediencia mostrados públicamente por el jugador y siempre a favor de la multinacional adidas. De este modo, el pasado mes de Diciembre, la NFL imponía al jugador una sanción de 10.000 dólares por comparecer en una rueda de prensa con prendas de la marca adidas con el logotipo de la firma alemana bien visible para las cámaras fotográficas. La indignación de la NFL iba en proporción al cabreo que Nike iba acumulando al respecto. Pero la sanción tampoco rebajó los ánimos del jugador para seguir siendo fiel hasta el extremo a adidas. Así, el pasado mes de mayo, fue el propio responsable de prensa de los Redskins el que, a la conclusión de un entrenamiento y a requerimiento de los medios de comunicación en él presente para preguntar al jugador como iba la recuperación, hizo un apartado para indicarle que llevaba una camiseta adidas (hecho también prohibido por la NFL, que obliga a llevar incluso prendas Nike según contrato en los entrenamientos) para que se dispusiera a quitársela y evitar una nueva sanción por parte de la NFL por la comparecencia en prensa nuevamente con prendas adidas, sanción que teme la franquicia no se quede sólamente en el jugador sino que se haga extensible a los propios Redskins y la NFL sancione al equipo de Washington de alguna manera por no poner coto a los desmanes de Griffin III:

Pues Griffin III lo ha vuelto a hacer. Así, como si las amenazas y las sanciones de la NFL no fueran con él, lejos de dejar de hacer afrentas a la NFL y a Nike, el jugador sigue dando muestras de fidelidad a la marca que le paga y no ha dudado en aparecer en el calentamiento previo al partido de pretemporada del pasado lunes ante los Pittsburgh Steelers con una camiseta que, si bien no lleva visible el logotipo de adidas por ningún lado, sí que lleva el emblema utilizado por la marca alemana en la campaña de apoyo al jugador en su proceso de recuperación: “Operation Patience“.

La nueva afrenta, una vez más, ha indignado aún más si cabe a la firma Nike que ha visto como es incapaz de hacer que la NFL ponga freno a los continuos ataques que, a través de Griffin III, le realiza su gran rival adidas. Ante esta situación, la NFL ha salido al paso imponiendo una nueva multa al jugador de otros 10.000 dólares, cantidad que algunos ponen en duda ya, ante la insistencia del jugador en este tipo de actos, de que salga del propio bolsillo del quaterback y no sea, en realidad, la marca adidas la que corre con esos gastos en lo que sería, en caso de ser realidad, una estudiada y concienzuda campaña de la marca y el jugador a implantar dentro de la NFL para dar presencia a la firma alemana en pleno territorio Nike.

Muy pocos son, sin embargo, los que ponen en duda que el polémico pero a la vez excelso jugador pondrá nuevamente en práctica este tipo de marketing de guerrillas en el que se ha inmerso junto a adidas. La pregunta que todo el mundo se hace es dónde, cuándo y cómo se llevará a cabo la próxima acción.