¿Quién está asesorando a Özil? El alemán ya no sabe con qué botas jugar cada encuentro

0

De todos los colores y de las dos marcas. Así hemos visto jugar al alemán del Real Madrid e internacional por Alemania, Mesut Özil, desde que un Tribunal holandés atendió al requerimiento de Nike e impuso al jugador una sentencia que, visto lo visto, le está costando cumplir.

La historia, no por contada ya en múltiples ocasiones, deja de ser interesante. El alemán tenía contrato con la firma norteamericana Nike para lucir sus botas hasta Julio de este año 2012. De este modo, una vez llegado dicho mes, a muchos sorprendió ver al jugador en plena gira de pretemporada con el Real Madrid disputar sus primeros encuentros con Adidas. Se confirmaba por lo tanto lo que los rumores venían avanzando. Özil no estaba contento con lo que le ofrecía Nike para la renovación y había escuchado los cantos de sirena que procedían de Adidas. Hasta aquí todo normal. Se acabó un contrato y se firmó uno nuevo con la marca rival.

Sin embargo, poco después nos enteramos de que el contrato que ligaba al alemán con Nike tenía una cláusula que ha sido la que ha desencadenado toda esta historia. La cláusula en sí recogía el derecho de tanteo a favor de Nike sobre cualquier oferta que pudiera recibir el jugador de cualquier otra marca. Y además, Nike se reservaba, según dicho punto del contrato, hasta el próximo 31 de diciembre de este año para ejercer ese derecho de tanteo. Mientras tanto, mientras Nike deshojaba la margarita, se suponía que el jugador debía seguir calzándose Nike. Y aquí saltó el problema.

Özil, o sus asesores o representantes, no sabemos muy bien si a sabiendas o desconociendo dicha cláusula del contrato, firman con Adidas en pleno verano y el centrocampista comienza a lucir sus botas en los partidos de pretemporada del Real Madrid. A Nike este detalle no se le pasa de alto e inmediatamente presenta en los tribunales, en los holandeses concretamente, una demanda contra el jugador por incumplimiento de contrato. El pasado viernes, 12 de Octubre, el tribunal dicta sentencia. Considera que Nike lleva razón y que es necesario presentar la oferta que le ha hecho Adidas para que ejerza, hasta el 31 de diciembre, el posible derecho de tanteo. El alemán, en su descargo, afirma que no existe contrato alguno con Adidas, pero que con algunas botas tiene que jugar. De hecho, la firma alemana no ha hecho presentación oficial del jugador. Nike por su parte afea al alemán que, si bien eso es cierto, lo curioso es que el jugador, desde entonces, solo hubiera utilizado Adidas.  Ante esta discrepancia de criterios, el tribunal holandés opta por una decisión que considera razonable: si de verdad es cierto que no ha firmado con Adidas, obliga al jugador a disputar todos los encuentros del segundo semestre de este año con unas botas sin marcas alguna bajo pena de una sanción de 150.000 euros en caso de incumplimiento al jugador.

Nike, desde ese instante, se queda a la expectativa a ver cuál es la postura del jugador a partir de ese momento. Llega el primer encuentro tras la sentencia: el de clasificación para Brasil 2014 que enfrenta a Alemania y a Suecia. El jugador, en principio cumple con lo estipulado, calzando unas botas completamente blancas en las que no se ve símbolo, logo o marca alguna. Parece que ha cumplido. Sin embargo, en Nike, que están con la ‘mosca detrás de la oreja’ con el asunto, analizan una y otra vez el encuentro y las botas calzadas por Özil, y hayan la ‘trampa’: Özil luce unas botas completamente blancas, sí, pero concretamente las Adidas F50 adizero WhiteOut, unas botas de la marca alemana absolutamente blancas cuyas originales tan sólo destacan por el cambio de color del logotipo de Adidas respecto al blanco general, cambio de color que aquí ha sido ‘pacientemente’ ocultado y todas van completamente en blanco.

Es más que probable que eso sucediera así, que Nike se diera cuenta de la maniobra de Adidas y el jugador. Y digo que es más que probable porque, en el siguiente encuentro, correspondiente a partido de la Liga BBVA que enfrentó al Real Madrid contra el Celta de Vigo, el jugador sorprende a todos los que estamos interesados en este tema porque, en lugar de las botas blancas del primer encuentro ante Suecia, ahora luce….unas Nike!!! Concretamente las nuevas Nike Mercurial. Todo ello lleva a pensar que, efectivamente, algún toque de atención ha debido de recibir por parte de los norteamericanos para que dispute sus encuentros con Nike.

Este acto de Özil parece que a la que no gustó fue a su nueva marca, los alemanes de Adidas. Y digo que parece que no gustó por el siguiente encuentro, tercero tras la sentencia, que disputa Özil. Ocurrió el pasado miércoles. Partido correspondiente a la fase de grupos de la Champions y al que corresponde la foto de portada. Özil opta por una decisión salomónica para tratar de no enojar a ninguna de las marcas. Y opta por jugar cada tiempo con una marca. Así, pudimos ver al internacional jugando con las Nike Mercurial y con las Adidas Predator.

Esta decisión de Özil, salomónica a todas vistas, es una acción que puede catalogarse como errónea se mire desde donde se mire. La sentencia es clara al afirmar que el jugador no podrá, en 180 días desde que acabó su contrato con Nike, jugar con botas con marca alguna. Özil con esta opción salomónica adoptada cabrea a Nike, porque no cumple la sentencia, y medio enoja a Adidas, que ve como un jugador supuestamente contratado ya por ella, luce el logo de la marca rival.

Lo que todo este asunto viene a demostrar es lo pesimamente mal asesorado que está el jugador en todo este asunto. Hasta el punto de que, a día de hoy, el alemán no sabe ya con qué botas disputar cada encuentro. Nike tiene a su favor una sentencia que obliga al jugador a cumplirla. Adidas por su parte presiona al mismo para defender unos derechos ya adquiridos con la supuesta firma de ese contrato desde Julio, pero que no puede hacerse público para no dar a Nike la posibilidad de ejercer el derecho de tanteo y ‘quedarse’ con Özil. Y en medio, el jugador, rodeado de asesores y representantes que, visto lo visto, a cada decisión que toman, meten en un lío al futbolista. Veremos como acabará todo en un asunto donde, según vamos viendo, el jugador, opte por la vía que opte, tiene todas las de perder.

Alemania – Suecia – Özil juega con Adidas F50 adiZero WhiteOut

Real Madrid – Celta – Özil juega con Nike Mercurial VIII 


Borussia Dortmund – Real Madrid – Özil juega cada tiempo con una marca