Puma tampoco gana hasta septiembre

0
Tienda de Puma
  • Al igual que ocurrió con adidas hace unos días, Puma también presenta unos preocupantes números en los nueve primeros meses del año
  • Frente al descenso de casi el 21% en el beneficio neto de adidas, Puma presenta unos números que doblan a su hermana en cuanto al descenso sufrido

Si la semana pasada hablábamos de la nueva correción en las cuentas de adidas que la marca alemana se veía abocada a aceptar tras los resultados de los primeros nueve meses del año, con una caída en su beneficio neto de casi el 20,9%, ahora conocemos los números de su marca hermana, que presentan un paralelismo casi total en lo que a números negativos se refiere.

Un descenso del 43% de su beneficio

No corren buenos tiempos para ninguna de las dos compañías creadas en el siglo pasado por los hermanos Dassler, Rudolf y Adolf, inmersas en una más que preocupante espiral de números negativos que amenzan la viabilidad de sus respectivos proyectos en el corto y medio plazo.

Frente al 20,9% que adidas presentaba como descenso de su beneficio neto en los nueve primeros meses de este año con respecto al ejercicio anterior, la situación en su firma hermana es mucho peor: hasta un descenso del 43% respecto a su beneficio del año anterior obtenido en estos primeros nueve meses. Así, se ha pasado de los 120,5 millones de euros de beneficio neto del año pasado en este periodo, a los 68,6 millones de euros, una caída importantísima que, sin embargo, no ha logrado minorar las expectativas de los dirigentes alemanas.

Incremento de las previsiones

Sin embargo, en la firma alemana han querido ver el lado bueno de los datos obtenidos en el último trimestre, entre julio y septiembre, donde su facturación se incrementó por primera vez tras siete trimestres consecutivos cayendo. Así, las ventas aumentaron un 3,7% (desde los 813,1 millones de euros del año pasado a los 843,4 millones de euros de este año), lo que ha provocado que la marca incremente su previsión de ventas para todo el ejercicio, donde confía que se registren un incremento de entorno al 5%.

Sin embargo, a nivel general, los datos no son nada halagüeños. La cifra de negocio de Puma alcanzó entre enero y septiembre de un total de 2.221 millones de euros, un 2,9% menos que los 2.287 millones de euros de hace un año, motivado sobre todo por el descenso en las ventas de todo el mundo. Además, su facturación se redujo un 1,1% en Europa, Oriente Próximo y África mientras que su caída fue mucho mayor en América, con un 4,8% y en Asia Pacífico, con un 3,3%.