Puma seguirá invirtiendo en deporte pese a la retirada de Bolt

0
Usain Bolt
Puma seguirá invirtiendo en deporte a pesar de la retirada de Usain Bolt
check out the best free wordpress themes
  • La marca alemana ha confirmado que seguirá patrocinando a estrellas del deporte tras la retirada del jamaicano Usain Bolt.

El próximo 12 de agosto, el mundo podrá asistir por última vez a una carrera del que ha sido considerado el hombre más veloz del planeta de los últimos años: el jamaicano Usain Bolt. Será con motivo de los Mundiales de Atletismo de Londres y será en la prueba de Relevos 4×100.

Embajador de Puma

Y lo que para muchos a nivel deportivo es una verdadera pérdida en cuanto a nivel competitivo se refiere, la retirada de un atleta de las excepcionales características de Usain Bolt, para otros, como es el caso de la multinacional alemana Puma, supone un importante cambio de escenario, un punto de inflexión para decidir, justo ahora, cuál va a ser el objetivo de la compañía para los próximos años.

No olvidemos que Usain Bolt es el principal embajador que, dentro del mundo del deporte, tiene la multinacional alemana Puma, situada en el sector del marketing deportivo muy por detrás de las dos grandes firmas, Nikeadidas y viendo como es superada incluso en muchos casos por marcas con muchas ambiciones, como Under Armour.


¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

Disfruta de toda la actualidad del mundo del marketing deportivo cada mañana en tu email suscribiéndote a nuestra lista de correos.

¡FELICIDADES!

Ya estás dad@ de alta en nuestro sistema. A partir de mañana comenzarás a recibir toda nuestra actualidad en tu correo electrónico


Seguirá invirtiendo en deporte

Bajo este escenario, retirada de su principal estrella y muy alejada de las dos firmas de referencia dentro del sector, muchos especialistas han llegado a considerar que quizás, desde la compañía, era el momento adecuado para replantearse su papel dentro del mundo del deporte, si merece la pena realizar grandes y costosas inversiones para patrocinar a deportistas de élite.

Esas dudas, sin embargo, han sido disipadas de golpe por la propia multinacional, que ha confirmado que la retirada de Bolt no supondrá grandes cambios en los objetivos y metas de la compañía y que la misma seguirá invirtiendo dentro del mundo del deporte y patrocinando a las grandes estrellas del sector.

 

 

Otra historia increíble

Puma llegó a la vida del atleta jamaicano cuando el velocista apenas contaba con 17 años de edad y no se vislumbraba aún los éxitos que el mismo podía alcanzar. Esa visión de Puma para hacerse con los servicios de un joven deportista que prometía llegar alto por delante de marcas como adidas o Nike, que prefirieron apostar a valores mucho más seguros y consolidados, le valió a la firma alemana para hacerse con el que a día de hoy es el mayor velocista que jamás haya dado la historia.

El triunfo en los campeonatos mundiales juveniles del año 1996 fue la carta de presentación ideal para el jamaicano y el hecho desencadenante para que Puma fijara los ojos en él. Aquella apuesta es la que hoy ha valido para que el de Jamaica devuelva la confianza que en aquellos momentos de incertidumbre en cuanto a su futuro a la marca: “Por aquel entonces nadie sabía de lo que sería capaz de conseguir y tan sólo Puma creyó en mí”, ha manifestado en más de una ocasión Bolt.

Esta fidelidad mutua entre ambos quedó manifiesta hace ahora apenas cinco años, justo antes de los Juegos Olímpicos del año 2012. La firma hermana de Puma, la también alemana adidas, quiso echar el resto dentro del mundo del atletismo y hacerse con la mayor estrella dentro de ese deporte, el jamaicano Usain Bolt, con vistas a tener una carta de presentación más que aceptable para los próximos Juegos de Londres 2012. La oferta puesta encima de la mesa, bastante superior (hablan de dos y tres veces la cifra que le pagaba Puma) al contrato que tenía de Puma. La respuesta, casi tan contundente como la oferta: un No rotundo que demostraba la fidelidad del jamaicano hacia la marca que en su día, cuando nadie apostó por él, confió en los éxitos del velocista.

En el año 2013 Puma dio un paso más allá en su relación con Usain Bolt: le puso encima de la mesa un contrato que triplicaba lo que hasta ahora venía pagando al jamaicano para retenerlo en su portfolio como mínimo hasta después de los Juegos Olímpicos de Brasil. Cuatro años a razón de 10 millones de dólares anuales, una cifra muy inferior a la que pusieron encima de la mesa los representantes de la marca hermana de Puma para hacerse con sus servicios tan sólo un año antes, en el inicio de los Juegos de Londres 2012. Además, Bolt cobraría otros 10 millones de dólares si decidía continuar un año más corriendo y disputar los Mundiales que se celebran este año, en 2017, en el Reino Unido. Y 5 millones de dólares al año que le guarda la compañía para cuando decida abandonar las pistas para ejercer como embajador mundial de la marca.