Puma rompe de manera unilateral el contrato on Sudáfrica

0

Tajante y sin marcha atrás posible. Así ha sido la decisión de la multinacional alemana Puma que ha puesto fin, de manera unilateral, el contrato que le unía con la Sociación de Fútbol Sudafricana, la SAFA, como consecuencia de los últimos acontecimientos que vienen afectando, en forma de escándalo, al máximo organismo del fútbol de aquel país.

“Puma confirma que ejerce su derecho de suspender la colaboración técnica que le unía a la Federación de Fútbol de Sudáfrica”, señalaba hace tan sólo unos días en un comunicado oficial la marca alemana. Con esta decisión, Puma daba respuesta a los últimos escándalos que han salpicado, de manera sustancial, a la imagen de la SAFA y que amenazaban, por extensión, con dañar igualmente a la firma germana, unos escándalos que hacen referencia a las sospechas vertidas por la propia FIFA acerca de un posible caso de amaño de partidos que giraría en torno al Mundial que organizó el país africano en el año 2010 y que se haya actualmente envuelto en investigaciones judiciales.

La poca claridad y la ambigüedad manifestada al respecto por la propia SAFA cuando se le cuestionaba sobre este tema ha sido más que suficiente para que Puma no viera clara la posible inocencia de los responsables de la Federación y haya decidido poner fin al vínculo que unía a ambas partes.

La de Puma parece ser la primera de una desbandada en masa de los principales patrocinadores de los conocidos Bafana Bafana. Así, tan sólo un día antes de hacerse público el comunicado de la marca alemana, otra compañía, el principal banco de Sudáfrica con ramificaciones importantes en todo el continente africano, salió también a la palestra para comunicar que una vez concluya su actual relación con la SAFA, a finales de 2013, relación que por otro lado fue renovada en agosto del año pasado, no procederá a llevar a cabo una nueva ampliación y extensión de dicha unión, dando por lo tanto por concluída su vinculación con el máximo organismo del fútbol sudafricano.

El escándalo de los amaños de partido por parte de la Federación Sudafricana de Fútbol vinieron a corroborarse cuando la propia FIFA confirmó que los encuentros que los Bafana Bafana disputaron frente a Tailandia, Bulgaria, Colombia y Guatemala en su día, fueron amañados.

Sin embargo, el anuncio realizado por la firma alemana no está exento de polémica. Así, Danny Jordaan, que fue elegido nuevo presidente de la SAFA el pasado 28 de septiembre, calificó el mismo como un intento muy malintencionado de desestabilizar a la nueva junta rectora del fútbol sudafricano debibo a no se sabe qué intereses ocultos: “Este hecho es más un asunto político, que pretende poner de manifiesto que los actuales sponsors de la Federación se están alejando desde que fuimos elegidos como nueva ejecutiva. Pero nada más lejos de la realidad. El contrato con Puma se rompió a comienzos de este año. Tenemos documentación fehaciente relativa al acto en sí. Por este motivo desconocemos a qué intereses ocultos obedece ese anuncio oficial ahora de la firma”, sentenció. Preguntado a por qué entonces continuó disputando encuentros con equipación Puma, Jordaan respondió a que la marca creyó que de ese modo el daño que podría hacérsele sería menor que la ruptura total y traumática del acuerdo.

De hecho, no le falta razón. Puma se desvinculó de los Bafana Bafana a comienzos de este año que ahora termina por el mismo motivo, los escándalos de amaño de partidos que salpicaban a la Federación, dirigida entonces por los miembros a los que acusa directamente la FIFA. Por aquel entonces otra marca carismática, importante sponsor de la SAFA, Mercedes Benz, también abandonaba el patrocinio de la selección sudafricana aunque debido, según argumentó, a un cambio en su estrategia de marketing y nunca a los escándalos indicados.

La Asociación Sudafricana de Fútbol tenía en Puma a uno de sus principales baluartes y apoyos dentro del mundo del fútbol. Su aportación económica resultaba fundamental para el desarrollo y viabilidad de los proyectos que la SAFA ponía en marcha y que se han traducido en tan buenos resultados a nivel de la selección nacional de fútbol. Puma tomó el relevo de adidas en el año 2011 para los próximos siete años aunque ahora, debido a esos escándalos, sin llegar a cumplir los dos de relación, decide poner fin a la misma.  De este modo, Puma se queda con selecciones como Costa de Marfil, Ghana o Camerún como representantes en el continente negro, donde la marca tiene una importante presencia tanto en selecciones nacionales como en jugadores africanos.

Sin embargo, el escándalo no parece haber echado para atrás a las candidatas a vestir a la selección sudafricana. Así, la norteamericana Nike y la que hasta la llegada de Puma fue su sponsor técnico, la alemana adidas, se han enfrascado en una dura pugna por hacerse con el contrato con la SAFA, según ha confirmado el propio Jordaan.