Puma pone “patas arriba” el fútbol con Conte en Italia

0
Antonio Conte cuando era entrenador de la Juventus de Turin
  • El anuncio del nuevo seleccionador italiano, Antonio Conte, levanta suspicacias entre los medios y aficionados italianos al conocerse los detalles de su acuerdo
  • Puma, sponsor técnico de la Federación Italiana de Fútbol, se hará cargo de gran parte de la ficha del nuevo máximo responsable de la azzurra

¿Qué poder de decisión tienen/tendrán las marcas dentro del mundo del fútbol? Quizás la respuesta a esta pregunta, que nos la planteábamos allá por el mes de julio, la tengamos mucho antes de lo que incluso esperáramos tras el episodio, que algunos han comenzado a calificar de escandaloso, que se está viviendo estos días en el fútbol italiano.

Una de las primeras decisiones que el Mundial de Brasil 2014 dejó en el fútbol italiano a nivel de su selección fue la dimisión de su seleccionador nacional, Cesare Prandelli, que abandonó el cargo de la selección azzurra tras la eliminación de Italia en la fFase de Grupos tras caer en el decisivo encuentro ante Uruguay por 1-0. Así, después de un periodo de reflexión que se tomó la Federación Italiana de Fútbol para encontrar al sustituto ideal, el pasado 31 de julio dio a conocer su decisión: el nuevo seleccionador nacional italiano sería Antonio Conte, ex entrenador de la Juventus de Turín, que sería presentado oficialmente el 19 de agosto.

Y entre las lecturas y debates que el nombramiento del nuevo seleccionador suscitó entre los medios de comunicación y la afición italiana, un asunto extra deportivo referente al ámbito del marketing dentro del mundo del fútbol comenzó a hacerse un importante hueco en dicho debate hasta el punto de que, a día de hoy, es una de las temáticas más debatidas dentro de los mentideros futbolísticos italianos en la actualidad.

Puma abre el debate: ¿qué papel tienen las marcas en el fútbol?

Poco a poco la expectación que generó el anuncio de su fichaje se fue transformando en asombro. Sobretodo, después de conocer algunos de los términos del contrato que le vinculará a la Federación Italiana de Fútbol hasta el 31 de Julio del año 2016, términos que en teoría deberán ser confirmados en el día de mañana en la presentación oficial del nuevo seleccionador transalpino.

Así, y en este sentido, Antonio Conte se convertirá en uno de los seleccionadores mejor pagados del mundo gracias a los más de 3 millones de euros que percibirá además de una importante suma en concepto de bonificaciones, como que Italia se clasifique para la Eurocopa de 2016, llegue a la final de dicho torneo y Conte devuelva a la azzurra al Top 8 de la clasificación mundial de FIFA, donde ahora mismo ocupa la posición 14.

Pero si algo ha dado que hablar ese contrato de Conte con la Federación Italiana de Fútbol es el importante papel que en el mismo jugará la multinacional alemana Puma, recordémoslo, sponsor técnico de la Selección Italiana de Fútbol, que será la responsable de abonar más de la mitad de dicho salario al nuevo entrenador transalpino durante su vinculación a la Federación Italiana, lo que ha generado un tenso debate en Italia acerca de la conveniencia de esta situación o no.

¿Tendrá voz Puma en las decisiones de Conte?

El asunto no es baladí y ya lo advertíamos en nuestro artículo del mes de julio citado anteriormente. ¿Qué papel desempeñan las marcas, cada vez más influyentes, dentro de los fichajes de jugadores en la actualidad? (análisis extrapolable a esta situación). Analicemos el escenario: Puma, máximo responsable a nivel de indumentaria y uno de los principales apoyos de la Federación Italiana de Fútbol, se encargará de abonar religiosamente más de la mitad del salario del nuevo seleccionador transalpino, responsable último de decidir qué jugador es convocado o no para la selección azzurra y cuál de los mismos juega o no.

Dicho de otro modo, ¿cómo va a lidiar Conte con jugadores que tengan el mismo patrocinador personal que ahora mismo abona gran parte de su ficha? Imaginemos una hipotética situación: Mario Balotelli es una de las grandes estrellas mediáticas de la selección italiana y uno de los grandes embajadores de la firma alemana. ¿Alguien se hace a la idea de una posible ausencia de Balotelli de la selección transalpina por motivos puramente de rendimiento deportivo teniendo como máximo auspiciador a la marca germana detrás de él?

Estas preguntas y muchas otras son las que ahora mismo se plantean los medios italianos que ponen en duda la conveniencia de que un entrenador público sea financiado por fondos privados y, precisamente, por una compañía con tan grandes intereses en la Federación Italiana como lo es la marca Puma.

Desde la Federación Italiana han querido dejar claro la posición de Puma al respecto defendiendo que jamás se involucrará en decisiones meramente deportivas que atañen al seleccionador. Pero la cuestión no es esa. La cuestión radica en si Conte, consciente o inconscientemente, se atreverá a dejar fuera de las convocatorias o del once inicial a representantes de Puma sabiendo y conociendo que es la marca que paga gran parte de su sueldo.

El fútbol se enfrenta a una nueva amenaza: al las cuestiones éticas que el deporte suele llevar asociadas, ahora el fútbol italiano se enfrenta a una nueva injerencia, real o temida, de los intereses comerciales en las decisiones deportivas. La Federación Italiana ha abierto un debate que ya estaba sobre la mesa y es el papel, cada vez más influyente, de las marcas en las entidades deportivas. Ahora la pelota queda en manos de Conte: ¿Os imagináis una Italia sin Balotelli?