Puma lo tiene claro: el futuro pasa por la mujer

1
Rasmus Holm
Rasmus Holm considera clave el papel que va a jugar la mujer en el futuro dentro del mercado deportivo
  • El responsable de la marca alemana en el mercado asiático considera fundamental el papel que va a jugar la mujer dentro del mercado del deporte en los próximos años

La multinacional alemana Puma lo tiene bastante claro: el papel reservado a la mujer en el corto y medio plazo dentro de la industria del deporte es tal que los indicios que ahora sólo se ven en el continente asiático se propagarán, sin lugar a dudas para la firma germana, al resto del mundo en tan sólo unos años.

Papel Clave

El director ejecutivo de Puma para Corea, Rasmus Holm, responsable en gran medida de la estrategia de la compañía en el mercado asiático en general, tiene muy claro que el futuro de la industria del deporte y del mercado deportivo pasa, en los próximos años, por la mujer.

Así, Holm reserva un papel fundamental para el público femenino en el corto y medio plazo, una realidad que ya es patente en Corea y gran parte del mercado asiático donde las aficionadas al deporte están gastando a día de hoy ya más dinero que los hombres: “Su influencia como consumidores finales de productos deportivos ha ido desplazando en los últimos años al gasto que hasta entonces dominaban los hombres, una realidad que se ha hecho palpable en los últimos años”.

El futuro está en la mujer

Para Holm, el hecho de que el 55%  del gasto dentro del mercado deportivo proceda del consumo que hacen las aficionadas al deporte supone la consolidación de una tendencia que no sólo no tendrá marcha atrás sino que se propagará al resto del planeta en los próximos años.

El mercado de la ropa deportiva se ha convertido en un verdadero objetivo para las grandes marcas que no fabrican ya productos únicamente para la práctica deportiva sino, además, lo orientan al mundo de la moda y el entretenimiento.

Puma ha sido una de las primeras marcas en advertir dicho cambio. No en vano, estrellas como Rihanna  forman parte del cada vez más extenso catálogo de mujeres embajadoras de la compañía. La marca quiere aprovechar este importante tirón entre las mujeres para consolidarse nuevamente entre las grandes firmas de ropa deportiva. Puma lo tiene claro: el futuro es de la mujer.