Puma espera resurgir en este 2014

0

El último cartucho. La última oportunidad. El último tren antes de darlo todo por perdido. Así considera la multinacional alemana Puma el ejercicio 2014, un año que ha comenzado tal y como acabó el 2013, con una importante caída en las ventas que se extenderán por lo menos durante el primer semestre del año, pero que esperan (y confían en la marca) sea el punto de inflexión para volver a colocar a la compañía en la senda del éxito.

2013, definitivamente, no fue un buen año para Puma. Unos números en continuo descenso, un verdadero baile en los puestos de alta dirección de la compañía y la adopción de drástricas estrategias no fueron suficiente para que la marca viera como cerraba el ejercicio con una caída en las ventas del 3%, un descenso que se acrecentó en el último trimestre del año donde la caída fue superior al 13% y que, como decíamos al principio, continuará en este 2014, al menos durante el primer semestre.

Sin embargo, en Puma creen que a partir de ese momento, se comenzará a producir un repunte en los números de la marca que encaminarán a la misma hacia su gran objetivo: volver a la senda de la compañía que un día fue y comenzar a hacer verdadera competencia a las dos grandes dominadoras, Nike y adidas, que tienen ahora a otras marcas como mayores preocupaciones, incluso por encima de Puma.

Para ello, para garantizar que esas buenas cifras comiencen a aparecer a partir del segundo semestre del año, Puma ha comenzado a llevar a cabo fichajes de alto perfil. Así, jugadores de la talla de Mario Balotelli, el internacional italiano del AC Milan, o hacerse con la sponsorización técnica de un conjunto como el Arsenal, arrebatándoselo a Nike a base de talonario, pretende poner de manifiesto el poder y potencial de la marca.

Puma lanzará a finales del presente año, una vez concluído el Mundial Brasileño, su nueva campaña global, que llevará por nombre “Faster Forever“, y con la que, de la mano de Usain Bolt y del propio Mario Balotelli, llevará a cabo una más que interesante estrategia de reactivación de la marca Puma dentro del sector en todo el mundo para lo cual habrá que estar atentos a las diferentes iniciativas que la marca encuadrará dentro de ella.

Pero además, Puma confía que el Arsenal esté dando guerra en la Premier League prácticamente hasta final de la temporada, convirtiéndose hasta entonces en uno de los candidatos para hacerse con el título en el Reino Unido, lo que sería un más que buen aval para preparar su llegada, ya oficial, al conjunto de Londres a partir de la temporada que viene. Concluídos los torneos domésticos, las esperanzas se trasladarán al Mundial de Brasil 2014, donde confía que sus embajadores den, y mucho, que hablar en la cita mundialista. Jugadores como Cèsc Fábregas, Kun Agüero, Radamel Falcao (si finalmente llega y se recupera de su lesión) o el propio Balotelli, encabezarán un conjunto de estrellas con las que la firma espera dar mucho que hablar. A nivel de selecciones, sus esperanzas se centrarán en combinados como Ghana o, sobre todo, Uruguay o Italia. Tales son las esperanzas, que la compañía ya está desarrollando estrategias muy importantes para potenciar los momentos claves de sus representantes en el torneo y donde las redes sociales jugarán un papel fundamental.

Puma sabe que está en su año clave. La vuelta a primera línea de combate pasa inexorablemente por reflotar sus números este año y para ello, prepara una estrategia global que le permitan volver a soñar con ser la que un día fue. No hay más. Un fracaso en sus propósitos condenará a la compañía a la senda de las pérdidas, unas pérdidas que cada vez será una losa más pesada de la que será muy complicado recuperarse.