Problemas para Ecclestone: presentan una demanda contra el proceso de venta de acciones a favor de CVC Capital Partners

0

Problemas para el máximo mandatario de la Fórmula Uno, el británico Bernie Ecclestone. Tanto él como la compañía que representa, CVC Capital Partners, accionista mayoritario de la Fórmula Uno, se encuentran enfrascados en un fanganoso juicio en el que ambos se enfrentan a una demanda de más de 500 millones de euros.

La compañía norteamericana Bluewaters Communications Holdings ha presentado una demanda contra CVC Capital Partners y contra Bernie Ecclestone valorada en más de 500 millones de euros al considerar que no pudieron adquirir acciones de la Fórmula Uno en el proceso en el que, finalmente, CVC Capital Partners se hizo con el paquete mayoritario que le permite, a día de hoy, gobernar en la Fórmula Uno.

Hace ahora seis años, el banco alemán BayernLB, que por aquel entonces controlaba la Fórmula Uno, puso a la venta sus acciones que permitirían, al nuevo poseedor, adquirir el paquete principal que le convertiría, al nuevo poseedor, en flamante regidor de los designios de la Fórmula Uno. Este paquete fue finalmente vendido a la compañía CVC Capital Partners en una venta valorada en 1,1 millones de libras, lo que dio lugar a que se convirtiera en sucesora de BayernLB en el mando de la Fórmula Uno.

Sin embargo, una de las compañías que asistieron a la puja, concretamente la que ahora presenta la demanda, la norteamericana Bluewaters Communications Holdings, afirmó en su momento que su oferta superaba con creces a la presentada por CVC, toda vez que ofrecieron “un 10% más que el resto de ofertas que de buena fe presentaron los restantes compradores”, dando a entender que en el litigio hubo más de un movimiento ‘extraño’.

Tanto es así, que ahora en la demanda, Bluewaters Communications Holdings afirma que Bernie Ecclestone sobornó a BayernLB para que vendiera su 47% de sus acciones concretamente a CVC Capital Partners, hecho éste que en caso de producirse, como al final así fue, aseguraría a Ecclestone la Dirección Ejecutiva de la Fórmula Uno, ‘pacto’ que Bluewaters Communications Holdings no acepto en ningún momento respecto a esas exigencias de Ecclestone.

Todo ello y más viene recogido en el periódico londinense City A.M., que se hace eco del contencioso judicial en el que se haya inmerso tanto Ecclestone como CVC Capital Partners. Preguntado al respecto de esta publicación, Ecclestone no ha negado que la oferta de Bluewaters fuera superior: “Incluso llegaron a poner por escrito que, no importaba lo que pagaran los demás, ellos incrementarían la oferta en un 10%. Sin embargo, todo el mundo sabe que a menos que exista una garantía bancaria, eso no tiene demasiada validez. Era difícil creer que alguien hiciera eso”, añadió.

“Lo ques ería verdaderamente interesante es averiguar, en aquel momento, si Bluewaters estaba en disposición de pagar esa cantidad y, en caso afirmativo, de donde habría sacado el dinero. Eso no hace más que dejar en ridícula su demanda. La compañía no sabía lo que los otros iban a ofrecer por lo que no podía saber si tenía suficientes fondos para incrementar ese 10%”, sentenció.

No es el único proceso judicial en el que se encuentra inmerso Ecclestone, que ahora mismo está siendo investigado por los fiscales alemanes por el caso del antiguo Director de Riesgos de BayernLB que fue considerado el pasado mes de junio culpable de soborno al recibir algo más de 30 millones de euros por parte del británico y máximo mandatario de la Fórmula Uno para acceder a la venta del paquete accionarial a CVC Capital Partners y no a ningún otro rival. En descarga de la compañía financiera, BayernLB, el juzgado ha determinado que la misma no fue conocedora de este asunto hasta finales del año 2010, casi cinco años después de los hechos.

Al preguntársele sobre la publicación del City A.M., Ecclestone respondió:

“(Bluewaters) lo pusieron por escrito que, no importaba lo que pagaran
los demás, ellos darían un 10 por ciento más, pero a menos que exista
una garantía bancaria eso no tiene importancia en realidad. Era difícil
creer que alguien hiciera eso.”

“Lo que sería interesante averiguar es: en ese momento, ¿estaba él en
posición de pagar esa cantidad? y ¿de dónde hubiera sacado el dinero?
Eso no hace más que agravarlo. Su reclamación es absurda. El no sabía lo
que los otros iban a pagar.”

Ecclestone sigue siendo investigado por los fiscales alemanes por el
caso de Gerhard Gribkowsky, antiguo Director de Riesgos de BayerLB que
en junio del 2012 fue considerado culpable de soborno al recibir 33,5
millones de euros del inglés, por facilitar que CVC llegara a ser el
máximo accionista de la F1. Se ha demostrado que BayerLB no conoció esta
situación hasta finales de 2010.