Preocupación por las enormes medidas de seguridad de Londres 2012

0

Aunque todo debiera llevar justamente a lo contrario, a la tranquilidad más absoluta, lo cierto es que las decisiones que, de manera conjunta, están asumiendo el gobierno británico, el Comité Organizador de los Juegos y el propio Comité Olímpico Internacional en lo referente a las medidas de seguridad a adoptar para Londres 2012 están provocando una situación contraria a la que se quiere transmitir.

Así, las enormes medidas de seguridad que se están tomando para garantizar la viabilidad y protección de los Juegos constituyen un auténtico hito, sobre todo teniendo en cuenta que estas precauciones se están tomando en tiempos de paz. Así, el dispositivo de seguridad para Londres, con más de 40.000 personas entre militares y civiles movilizadas, la presencia de buques de guerra en el Támesis así como incluso misiles en los tejados, convertirán a la capital británica en la ciudad más militarizada del mundo, lo que no quiere decir que la más protegida.

Y por si no fuera poco todas estas medidas que ya os comenté, hacen de Londres para muchos una ciudad ‘sitiada’ (Ver Artículo en MD), ahora nos desayunamos con la noticia de que a todos esos organismos toda precaución les parede poca y han optado por colocar misiles tierra-aire a lo largo de toda la ciudad. El sistema de defensa antiaérea en tierra, compuesto por misiles
Rapier y de Alta Velocidad, estará instalado a mediados de julio en
estos seis lugares, que incluyen dos edificios de viviendas del este de
la capital, precisó en un comunicado.

“El despliegue consistirá en cuatro misiles Rapier y dos de
Alta Velocidad (HVM) que formarán parte de un sistema integrado de
seguridad aérea de varios niveles que incluye aviones Typhoon y
helicópteros, así como una red de observadores aéreos y de radares”,
declaró el ministro de Defensa Philip Hammond en una declaración escrita
enviada a los diputados. El principal objetivo de las autoridades es proteger el parque
olímpico de Stratford (este de Londres), donde se llevarán a cabo la
mayoría de las competiciones y está ubicada la villa olímpica en la que
residirán los atletas.

Toda esta maquinaria de guerra tiene preocupado a más de alguna organización, que considera que la imagen que se está transmitiendo de los Juegos es una asociada a la inseguridad y riesgo para los asistentes motivo por el cual se deben adoptar dichas medidas. Sea como fuere, lo cierto es que en el propio LOCOG hay cierto temor a que la envergadura de los sistemas de seguridad aprobados puedan producir el efecto contrario en los potenciales visitantes: dicho de otro modo, que el posible visitante de los Juegos piense que, si se están tomando todas esas medidas, es porque se teme lo peor, y por lo tanto, prefiera no viajar hasta Londres.

Ya hay voces discordantes también dentro de los propios sponsors oficiales, no en cuanto a las medidas a adoptar en sí mismo si noen lo referente a la publicidad que se está dando a las mismas, temerosos de que, efectivamente, ese efecto contrario al buscado cale entre los posibles turistas.

Sea como quiera, la envergadura de la acción de seguridad a poner en marcha cuestiona todo lo vivido hasta el día de hoy en lo que a protección de eventos deportivos se refiere, y esto, a muchos, les lleva a preguntarse qué es lo que se teme para tener dichas medidas. El tiempo dirá si son excesivas o, por el contrario, eran adecuadas.