Polar Ibérica ya eligió a sus nueve ‘Titanes’

0

Este fin de semana en El Muntanyá se han celebrado las pruebas por las cuales Polar Ibérica ha seleccionado a los miembros de los tres equipos amateurs que participarán en la Titan Desert 2012.
La ya famosa prueba, de 6 días de duración a celebrar en Marruecos del 29 de abril al 4 de mayo, contará con una selección de ‘Titanes’ que han tenido que superar numerosas pruebas durante todo este fin de semana. Los participantes en el evento pudieron hacerlo gracias a una campaña que Polar Ibérica lanzó y que “premiaba” a los compradores de un pulsómetro Polar, donde encontrarían un ‘rasca’ que tenía como regalos un sorteo para un maillot de Etxe Ondo o una plaza para acceder a dichas pruebas.

La principal novedad de este año es que Polar va a mandar dos equipos masculinos y, por primera vez, un equipo femenino. Éste último, estará integrado por Azucena Sánchez, Cristina Pastor y Nuria Espinosa, mientras que los dos masculinos lo integrarán Pascual Martínez, Ruben Glera, Jesús Gómez Navarro, Jordi Camps, Joaquim Soler, y el portugués Herneni Silva. Todos estos ‘titanes’ se han tenido que enfrentar a un recorrido cronometrado, una cronoescalada, un examen de conocimientos sobre la empresa Polar y sus productos, y una etapa cronometrada por las pistas rurales de varios términos municipales de la comarca catalana de Osona.

Integrantes del Equipo Femenino

Integrantes de los equipos masculinos

La Titan Desert
Titan Desert MTB Marathon es una prueba épica de ciclismo de montaña pensada y desarrollada por Juan Porcar, basada en la filosofía del París-Dakar. Los ciclistas compiten durante 6 días en el Sáhara marroquí (variables según el año), con recorridos muy poco señalizados, dónde la navegación y la orientación juegan un papel fundamental. La dureza de la prueba viene marcada por la larga distancia de las etapas (teniendo en cuenta que es mountain bike) y sin duda por el entorno. El desierto es el gran enemigo de los ciclistas, por el intensísimo calor, las fuertes rachas de viento, las interminables llanuras, tramos de arena que frenan o incluso deben cruzarse a pie y pistas muy pedregosas que castigan tanto a los ciclistas como a las bicis.