Pese a los intentos de adidas, Hazard seguirá en Nike

0

La que se está revelando como una de las grandes estrellas del fútbol continental, el internacional belga del Chelsea, Eden Hazard, se ha convertido en el último motivo de disputa entre las dos grandes firmas de ropa deportiva que rigen con mano de hierro el mundo del marketing en el fútbol.

Uno de los grandes objetivos que se había fijado la multinacional alemana adidas dentro del apartado de embajadores en el fútbol británico y europeo era el jugador belga del Chelsea de José Mourinho, Eden Hazard, llamado a ser una de las grandes estrellas del fútbol mundial en los próximos años, para lo cual la firma de las tres tiras puso en marcha toda su maquinaria con el único fin de tratar de llevarse a una de las estrellas de su gran rival Nike.

adidas lo vio claro hace algunos meses. Las maneras de crack que apuntaba el belga ya desde hace algún tiempo lo convertirían más pronto que tarde, si nada se torcía, en uno de los jugadores referencias en el mundo del fútbol, algo de lo que en Nike también eran conscientes. Buena prueba de ello eran los últimos movimientos en Nike que trataban de convertir a Hazard, un jugador al que llevaban apoyando desde los 16 años, en la nueva figura de renombre mundial dentro de la marca junto a los grandes cracks de la firma como Cristiano Ronaldo, Neymar o Ibrahimovic.

adidas por lo tanto vio en el crack la manera idónea de matar dos pájaros de un tiro. Con su fichaje, adidas se aseguraría tener en uno de sus clubes, el Chelsea, a una de las grandes estrellas de Nike, Hazard, por lo que asestaría un duro golpe a su rival en una competición donde domina con paso firme a nivel de clubes pero donde, casualmente, a nivel de embajadores, es Nike la que tiene a los mejores jugadores.

Sin embargo, las intentonas realizadas por la marca, con la conveniencia cómplice del mismo Chelsea, han resultado fallidas hasta el punto que en los últimos entrenamientos se ha podido ver al jugador luciendo unas botas completamente negras de la firma norteamericana en lo que parece ser la antesala de una nuevas botas personalizadas que la marca le estaría diseñando para festejar su nuevo contrato con Nike.

Así lo confirmó el propio Raf Peeters, Director de Marketing Deportivo de Nike para el norte de Europa, afirmando que esperaban que el jugador ocupara un papel importante en la compañía en los próximos años.

adidas utilizó uno de los últimos recursos que le quedaban a mano para tratar de convencer al jugador. Así, lo convirtió en uno de los embajadores del Chelsea junto a Fernando Torres y otros cracks del conjunto londinense para presentar la nueva elástica del club británico para la temporada que viene, una estrategia que finalmente vemos no le ha dado demasiado resultado.