Palo para FIFA: Emirates y Sony no renovarán

0
  • Duro palo para FIFA que ve como dos de sus principales sponsors decidirán no renovar con la organización
  • Entre los nombres que se barajan para sustituir a ambas se encuentran los de Qatar Airways y Samsung respectivamente

Después de conocer la semana pasada la renovación de una de la compañías consideradas como Top dentro de la organización, McDonald’s, la FIFA ha visto como la satisfacción que le propiciaba la continuidad de uno de sus principales patrocinadores ha pasado a un segundo plano después de conocer de boca de otras dos importantes compañías una decisión que a buen seguro no habrá gustado nada en el seno de FIFA.

Palo para FIFA: Emirates y Sony no renovarán



Marketing Deportivo MD ha podido conocer en exclusividad las intenciones de dos de los principales apoyos con los que cuenta FIFA dentro de su portfolio de patrocinadores respecto a la renovación de sus respectivos contratos que terminarán en breve. Hablamos de Emirates y Sony.

Según hemos podido conocer, la aerolínea árabe Emirates habría decidido no continuar su relación con FIFA una vez concluya la actual relación en diciembre de este mismo año, algo que habría cogido realmente de imprevisto a la organización que esperaba poder haber alcanzado un acuerdo similar al que tiene en la actualidad para seguir contando con uno de sus principales apoyos.


Para colmo de males, a esta decisión le seguiría otra encaminada en la misma dirección de otro importantísimo patrocinador, Sony, que a expensas de un giro en sus decisiones de últimísima hora, también habría decidido poner fin a su relación con FIFA una vez concluya su vinculación.

Adiós a 500 millones de dólares

La decisión de las dos compañías supone un duro golpe para las arcas de FIFA. No en vano, Sony abonaba alrededor de 300 millones de dólares por dicho patrocinio mientras que Emirates abonaba una cuantía cercana a los 200 millones de dólares, cantidades para las que deberá buscar un nuevo sustituto dispuesto a aportar al menos una cifra similar a las que ahora pierde.

Entre las razones argumentadas por Emirates se encontrarían el daño a la imagen que la firma considera se puede estar realizando con los continuos escándalos que salpican a FIFA con el Mundial de Qatar, algo que ha sido clave para tomar la decisión. En el caso de Sony, a lo anterior se añadirían una disconformidad que se alcanzó su punto culminante en el pasado Mundial de Brasil, en el que la compañía vio como gran parte del protagonismo recayó en Beats by Dre a pesar de no ser patrocinador oficial y ante los esfuerzos de FIFA para evitarlo.

Como sustitutas de ambas ya comienzan a barajarse algunos nombres, como Qatar Airways para el caso de Emirates o Samsung para el caso de Sony.