Paddy Power también le cambia la camiseta a Balotelli

0
  • Paddy Power vuelve a sacar rédito de otra exitosa campaña con Balotelli como protagonista
  • El jugador italiano ha sido duramente criticado esta semana por cambiarse de camiseta al descanso con un jugador del Real Madrid cuando su equipo ya perdía por 0-3, achacándole que estuviera más pendiente de esos gestos que de su propio rendimiento en el terreno de juego

Miércoles, 22 de Octubre de 2014. Tercera Jornada de la Champions League. Anfield. El Liverpool recibe al vigente Campeón de Europa, el Real Madrid, en un duelo que se considera clave para el futuro de los británicos dentro de la actual edición de la Champions League. El resultado, no puede ser más demoledor sin embargo. Al descanso, el campeón español ha desdibujado por completo al conjunto de Liverpool y se retira a los vestuarios con un 0-3 a su favor.

En frente, un rival desorientado, perdido y sobrepasado por el juego y la pegada madridista. Y lo que es peor, con sus principales figuras, completamente desaparecidas. Una de ellas, quizás la más mediática y llamativa tras su fichaje este pasado verano, el italiano Mario Balotelli, se convirtió en el foco de todas las críticas por parte de prensa, ex jugadores y afición red por un hecho que ha dado la vuelta al mundo y del que, nuevamente, sólo Paddy Power parece haber sido la única compañía que ha sabido sacarle rendimiento al asunto.

La camiseta de la discordia

Al descanso de dicho encuentro, mientras los jugadores del Liverpool se retiraban al túnel de vesturarios con un 0-3 en contra que daba por decidido prácticamente el encuentro, se produjo una acción que llamó poderosamente la atención a los que estaban en el estadio pero también a los que seguían el encuentro por televisión. El italiano Mario Balotelli, estrella del club, que no ha tenido un comienzo de temporada precisamente agraciado con el club británico y que pasó completamente inadvertido durante esa primera parte del encuentro, fue captado por las cámaras mientras se retiraban a los vestuarios intercambiando la camiseta con el madridista Pepe, algo que levantó completamente las iras de aficionados, periodistas y ex jugadores del club metidos ahora a labores de comentaristas al considerar que el italiano estaba más pendiente de aspectos extradeportivos que del propio encuentro en sí.

De manera inmediata, las redes sociales pasaron a convertir a Balotelli en el centro de las crítica, unas críticas que se centraban en el bajo rendimiento que el italiano ha tenido desde su fichaje por el Liverpool, su poca profesionalidad fuera de los terrenos de juego, con más de un escándalo a sus espaldas, pero, sobre todo, el estar más pendiente, pareciera, de acciones como intercambiar la camiseta con sus rivales que de mejorar su rendimiento, sin ir más lejos, en el encuentro ante el Real Madrid, una forma de actuar que, como decimos, incendió las redes sociales.

Paddy Power también le cambia la camiseta a Balotelli

Así, desde el pasado miércoles, el protagonista absoluto en el Liverpool, muy a su pesar cabría decir, ha sido el italiano. Su pobre rendimiento y su poca acertada decisión con el asunto de las camisetas, no ha provocado precisamente un ambiente agradable de vivir hasta el encuentro del pasado sábado correspondiente a jornada liguera en la Premier.

Y si alguna compañía ha sido lo suficientemente astuta como para tratar de sacar rendimiento de esta situación, como ya lo ha hecho en anteriores ocasiones en el fútbol británico, no ha sido otra que la casa de apuestas irlandesa Paddy Power. Para ello, la firma dispuso un pequeño puesto a la entrada del estadio de Anfield el pasado sábado donde, completamente gratis, cambiaba a los aficionados que así lo desearan, la camiseta de Balotelli por la de ilustres nueves que en el pasado han ocupado el puesto que ahora ocupa el italiano, como Robbie Fowler o incluso el mítico Ian Rush, una acción que le ha reportado una notable notoriedad mediática en prensa y redes sociales.

No es la primera vez de Paddy Power

No se quedó ahí exclusivamente la exitosa campaña de marketing de Paddy Power. En la estación de metro de Lime Street, en la marquesina digital habilitada para medios publicitarios, la compañía lanzó otra agresiva campaña donde exponían el dinero que abonaría al acertante de cuál sería la siguiente camiseta del italiano en el fútbol británico: una de payaso, una de presidiario o el chaleco reflectante de un trabajador.

Una iniciativa en definitiva que le ha reportado un enorme éxito a la firma irlandesa y que ha vuelto a demostrar cómo la irreverencia y el gamberrismo que suele poner en marcha la compañía como seña de identidad de sus estrategias de marketing les sigue dando excelentes resultados. Más no es la primera vez ni mucho menos. Así, por citar tan sólo un ejemplo más, el año pasado, cuando peor le iban las cosas deportivamente hablando al Manchester United, con una gravísima crisis de juego y resultados, la compañía lanzó otra inteligentísima estrategia en la que una figura de Alex Ferguson estaba dentro de una vitrina colocada a las puertas de Old Trafford donde se podía leer “Romper en caso de urgencia”. La campaña, igualmente, fue todo un éxito.