P&G se une a la Federación Británica de Atletismo

0
P&G se une a la Federación Británica de Atletismo
  • La llegada de P&G supone un alivio para los proyectos de futuro de la British Athletics
  • La salida de Aviva en 2013 y el fallido cambio en la estrategia a la hora de negociar nuevos patrocinadores han propiciado la vuelta al anterior esquema de contratos de larga duración

El grupo Procter & Gamble ha alcanzado un importante acuerdo de patrocinio con la Federación Británica de Atlestimo, la British Athletics, que incorpora de este modo a su portfolio a una de los mayores grupos y de los más importantes dentro del sector, un importante respaldo a su vez para dicho organismo que le permitirá afrontar con garantías suficientes el futuro del atletismo en el Reino Unido.

De este modo, el máximo organismo del atletismo británico verá respaldado su proyecto con uno de los más importantes apoyos que tiene el mundo del atletismo a nivel mundial. Así, Procter & Gamble es uno de los apoyos más importantes del Comité Olímpico Internacional y de los eventos que el mismo organiza, como los Juegos Olímpicos. A su vez, P&G sigue consolidando su apuesta por el deporte británico después de que en los pasados Juegos Olímpicos uniera su marca a la de importantes atletas y deportistas del Reino Unido.

El atletismo británico respira con la llegada de P&G

Hace algo más de un año, en abril de 2013, unos meses después de la disputa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la Federación Británica de Atletismo comunicaba la preocupante situación que viviría en los años venideros como consecuencia de la disminución de ingresos procedentes de sus patrocinadores.

Así, el hueco que dejó la compañía Aviva, vinculada con la Federación Británica durante catorce largos años y que llegó a abonar hasta 10 millones de libras por cada uno de los últimos cinco años que estuvo a su lado, provocó un importante agujero en su tesorería que no llegó a cubrir. Desde aquel instante, la Federación trató de reestructurar su estrategia con los patrocinadores optando por un cambio en cuanto a la negociación de los nuevos contratos con los nuevos sponsors: en lugar de un único gran patrocinador se buscarían varios capaces de aportar más dinero en su conjunto.

Esta estrategia de diversificación sin embargo no ha dado los resultados esperados por la Federación toda vez que las cifras finales resultantes no llega, con mucho, a lo que aportaba Aviva en un sólo año.

La llegada de P&G en un acuerdo de larga duración vuelve a retomar la senda abandonada con la salida de Aviva, haciendo caso a las voces discrepantes con la nueva política británica de negociación con sponsors.