Özil, condenado por jugar con botas de la marca adidas

0

Como todos recordaréis, durante la pretemporada del Real Madrid de este año hubo un hecho que no nos pasó desapercibido: el alemán del club blanco Özil, jugador Nike, lucía en esos encuentros de pretemporada y sin previo aviso, botas adidas.

El hecho en sí tenía una explicación: el jugador finalizaba el contrato que tenía con la multinacional Nike en julio de este año y negoció, en teoría, con la firma alemana adidas que finalmente se habría hecho con sus servicios. Y escribo todo en condicional porque según el jugador, no ha sido así la cosa.

Así lo ha declarado en el juicio que se lleva a cabo en Amsterdam por la demanda presentada por la firma norteamericana Nike ante lo que cree un incumplimiento del contrato por parte del alemán claro y obvio. La historia es la siguiente: efectivamente, Nike tenía firmado un acuerdo con el jugador que finalizaba en Julio de este año. Sin embargo, y según se ha podido saber en el juicio, existía una cláusula en ese contrato en la que la firma norteamericana se reservaba el derecho de tanteo ante cualquier oferta que pudiera presentarle cualquier otra compañía al alemán. Y el periodo que se autoconcedían las partes para el estudio de esa oferta y la posible contraoferta de Nike no expiraba hasta el 31 de diciembre de 2012. Por su parte, como todos sabéis, el alemán ha comenzado a utilizar botas de la marca adidas  esde ese momento, hecho éste que ha bastado para que Nike acuda a los tribunales a defender sus intereses ante lo que considera un incumplimiento del contrato por parte de Özil toda vez que el jugador no ha puesto en conocimiento de Nike la oferta de adidas  para que aquella pudiera ejercitar el derecho de tanteo y realizar la oportuna contraoferta si así lo estimaba oportuno.

En su defensa, Özil ha argumentado que no existe vinculación contractual ni con adidas ni con ninguna otra marca y que, por lo tanto, no ha incumplido ningún contrato. Pero que es evidente que con algún calzado debe jugar. Pues bien. Este argumento no ha sido lo suficientemente convincente para el tribunal que ha considerado que de ser ciertas esas afirmaciones del alemán, no tener contrato alguno aún con ninguna otra marca, lo más lógico hubiera sido disputar sus partidos con botas de la firma que hasta ahora le suministraba las mismas, esto es Nike, y no ir directamente a la de su máximo rival, adidas.

Por tal motivo, el Tribunal holandés ha condenado al alemán a no utilizar botas de marca en los partidos que dispute en los próximos 180 días y que, en caso de disponer de una oferta, ponerla inmediatamente a disposición de Nike para que estime si realiza o no una oportuna contraoferta. En caso de incumplimiento por parte de Özil, el alemán deberá abonar a Nike 150.000 euros en concepto de indemnización.

Ahora la pregunta es, ¿Con qué botas jugará a partir de ahora Özil? La sentencia es del pasado viernes, por lo que tendremos la primera oportunidad de ver si Özil cumple la misma en el encuentro de selecciones de la fase de clasificación para Brasil 2014 que disputarán mañana Alemania y Suecia en la ciudad de Berlín.