Oprah Winfrey también quiere Los Clippers

0

La posibilidad, real o no, de que finalmente la NBA tenga en sus manos todas sus armas legales para obligar a uno de sus propietarios, el magnate Donald Sterling, a vender la franquicia de Los Angeles Clippers, tras el escándalo de racismo surgido en torno a su figura como dueño del equipo, ha provocado un efecto llamada entre los posibles interesados en hacerse cargo de las riendas de la franquicia de Los Angeles.

Y a la lista de estos posibles compradores, entre los que están nombres tan ilustres como el del propio Magic Johnson, Floyd Mayweather o cantantes como los cantantes Diddy o Dr. Dre, se une ahora otra famosa procedente del mundo del espectáculo, Oprah Winfrey, que ya ha hecho público su interés en que el grupo que capitanea junto a David Geffen y el multimillonario  Larry Ellison, estaría dispuesto a presentar una oferta (que deberá ser importante) para hacerse con las riendas de la propiedad del equipo.

El escándalo Sterling ha puesto de manifiesto dos importantes cuestiones en relación a Los Angeles Clippers: en primer lugar, el enorme poder de atracción de una franquicia valorada por Forbes en casi 600 millones de dólares, un valor lo suficientemente importante como para que hayan sido varios los grupos inversores y potenciales compradores los que ya se hayan interesado por la misma.

En segundo lugar, que el escándalo Sterling, basado en tintes racistas, ha provocado un efecto llamada para que sean muchos los que han comenzado a ubicar ese posible interés dentro de una no menos posible operación de marketing por esos interesados en adquirir la franquicia que, muchos de los cuales, utilizarían este escándalo y el poder de la franquicia, en beneficio de su propia imagen. Queda pues una ardua tarea de separar el trigo de la paja en caso de que finalmente se lleve a cabo la operación de venta.