Nuevo frente abierto en la guerra Nike-adidas: Nike demanda a adidas por una patente

0

La guerra casi permanente en la que continuamente viven las dos grandes gigantes de la ropa deportiva, Nike  y adidas, está escribiendo un nuevo capítulo en estos días. Y el campo de batalla elegido en esta ocasión con los tribunales.

Y es que, durante estos días, dentro del sector no se habla de otra cosa que de la demanda que la firma norteamericana ha interpuesto contra adidas por considerar que los alemanes han vulnerado una patente propia de los norteamericanos.

La historia se remonta a comienzos de este año 2012. Durante los últimos días de Febrero de este año, Nike anuncia el pre-lanzamiento de una nueva línea de calzado encabezada por sus zapatillas Flyknit Footwear, calzado cuya característica básica no es otra que llevaba impreso las características asociadas ineludiblemente a la firma norteamericana, con constantes evoluciones e innovaciones en el diseño de sus productos. Así, esta línea de calzado se centraba en utilizar y maximizar las propiedades del tejido, concretamente de los hilos y el proceso de tejido, con un único objetivo: lograr con ello reducir el peso del mismo y mejorar su ajuste a los pies de los deportistas. En palabras de Nike, sus Flyknit Footwear eran tan ligeras y cómodas que es inevitable que muchos la consideren como una “segunda piel”. Las zapatillas, que logran captar una enorme expectación, son lanzadas oficialmente semanas antes de los Juegos Olímpicos de Londres para tratar de aprovechar el “tirón” de los Juegos entre los aficionados.

Y, como no podía ser de otra manera, cabía esperar la respuesta de adidas. Una respuesta, no obstante, que sorprendió a muchos, no por el producto final, sino por sumarse adidas al carro de la corriente Knit (Tejer en inglés). Así, después de conocer en ese prelanzamiento en febrero las zapatillas de Nike, casi al mismo tiempo que Nike hacía oficial la puesta en mercado de sus Flyknit Footwear, unos días antes de los Juegos como ya os he dicho, adidas presentaba casi a la par unas zapatillas a las que llamó Adizero Primeknit. El concepto, el mismo utilizado por Nike: un diseño simulando la forma de tejer de nuestras abuelas con un mismo objetivo: lograr obtener una mayor flexibilidad, ligereza y adaptabilidad al pie del deportista. Una misma idea, dos conceptos diferentes: Nike utilizó todo su poder de marketing para encumbrar rápidamente a la zapatilla a los primeros puestos de las preferencias de los aficionados: una puesta en escena espectacular, una primera edición, limitada a unos ‘cuantos’ pares para, después, satisfacer la elevada demanda con una tirada mucho más ‘mortal’, en diversos colores y a diversos precios. adidas, por su parte, con una presentación mucho menos mediática, mucho más íntima y más orientada al deportista que al marketing, con un tirada que no sabe muy bien si la perpetuará posteriormente en el tiempo o no. Pero lo que parecía una guerra entre ambos estilos, marketing espectacular (Nike) frente a discrección (adidas), se ha traducido en una guerra judicial motivada por la demanda que Nike ha puesto contra el producto de adidas.

Así las cosas, Nike ha presentado ante los tribunales de la ciudad alemana de Nuremberg una demanda contra adidas en la que acusa a la firma alemana de vulnerar la patente que Nike tiene registrada a la hora de diseñar, producir y fabricar las zapatillas Adizero Primeknit. Nike fundamenta la demanda en el hecho de que las zapatillas lanzadas al mercado por adidas el pasado mes de julio se apropia de la tecnología previamente patentada por Nike y que aparece por primera vez al público con la línea de calzado de los norteamericanos, las Flyknit Footwear. Igualmente acusa a adidas de llevar aprovechándose desde hace tiempo del espíritu innovador de sus productos. Por tal motivo, Nike solicita a los tribunales que sentencie a adidas a suspender la producción y comercialización de su modelo Adizero Primeknit inicialmente en Alemania para no perjudicar más los intereses comerciales de Nike.

En definitiva, un nuevo caso en la guerra que tradicionalmente vienen manteniendo estas marcas. Estad atentos porque no tardará mucho en llegar la respuesta de adidas. ¿En forma de otra demanda quizás? Veremos.