Nissan dejará a España para centrarse en la Champions

0

Octubre de 2012. Marketing Deportivo MD trae en portada el acuerdo alcanzado entre la multinacional japonesa Nissan y la por entonces recientemente Campeona de Europa nuevamente, la Selección Española de Fútbol, un acuerdo que se prolongaría justo hasta la conclusión del cada vez más próximo Mundial de Brasil 2014. Apenas año y medio después, Nissan ha decidido que no renovará su relación con La Roja.


¿Qué ha sucedido entre medias en este periodo de tiempo? Para hallar la respuesta nos debemos trasladar en el tiempo al mes de abril de este 2014. A comienzos de dicho mes la UEFA da a conocer un comunicado de un enorme calado, sobre todo para una de sus competiciones más importantes: la Champions League. Y es que en apenas un mes, la UEFA había logrado hallar sustituto al que era uno de los pilares en cuanto a patrocinio deportivo se refiere dentro de la organización: la firma automovilística Ford, que tras llevar al lado de la Champions League desde su creación, allá por la temporada 2012/2013, y después de desembolsar más de 450 millones de euros a la UEFA por este concepto, acordaba no volver a renovar dicho acuerdo debido, entre otros motivos, a la enorme merma que la crisis había hecho en la compañía lo que propiciaba un giro en su estrategia durante los próximos años. Así, la UEFA, anunciaba al nuevo patrocinador que vendría a tomar el relevo de Ford: la también automovilística Nissan, la hasta entonces (y todavía) patrocinadora oficial de la Selección Española de Fútbol.

Nissan llegaba a la Champions League, y a la UEFA por lo tanto, con un contrato de cuatro años de duración valorado en unos 55 millones de euros, que es la cifra que venía abonando hasta entonces Ford.

Esta enorme inversión, unido al hecho de que en el cuartel general de los japoneses no acaban de convencerse del rendimiento que han obtenido por su papel de patrocinador de la actual Campeona del Mundo y de Europa de Fútbol, la Selección Española, han sido motivos más que suficientes como para que Nissan decida no ejercer la cláusula que le permitiría prorrogar automáticamente por otros dos años a la conclusión del presente contrato con la Federación Española de Fútbol.

Esta disconformidad con el rendimiento a su inversión en La Roja se ha visto agudizada por el hecho de que varios pilares de la selección, entre ellos su capitán, Iker Casillas, tienen acuerdos personales con firmas rivales directas de Nissan (Iker es actualmente embajador de Hyundai) por lo que muchas campañas organizadas por Nissan quedan en nada al lado de las que llevan a cabo estos jugadores con sus marcas.

Esto explicaría las pocas campañas que Nissan ha puesto en marcha con La Roja. Si a ello le unimos, además, que Hyundai es patrocinador oficial de las pasadas Eurocopas y del próximo Mundial de Brasil, son argumentos más que convincentes para apreciar que en Nissan consideren que Hyundai se haya beneficiado más de los campeonatos de España que la propia Nissan.

Todo ello motivará, como decimos, que Nissan abandone el patrocinio de La Roja para centrarse en la Champions a partir de la próxima campaña.

Se repite así un sentimiento que ya estuvo presente en el patrocinador que anteriormente ocupaba el puesto de Nissan en la Selección Española de Fútbol, la también automovilística Chevrolet, que abandonó la Selección Española muy descontenta con el rendimiento obtenido con su inversión.