Nike y Adidas, preocupados por el escándalo de las apuestas del fútbol

0

El escándalo que destapó en el día de ayer la Europol que afecta al mundo del fútbol, denunciando la manipulación masiva y continuada de resultados de partido de fútbol en 700 encuentros de todos los niveles y competiciones amenaza con dañar seriamente los pilares del fútbol mundial.  El fútbol europeo, y muy probablemente el mundial, se puso ayer en el punto de mira tras destapar la Europol el mayor escándalo de apuestas ilegales dentro del mundo del fútbol destapado hasta ahora, en el que están implicadas las mayores competiciones a nivel continental en todo el mundo.

El problema es de tal magnitud que las estructuras de la UEFA y las de la FIFA estén seriamente amenazadas por un escándalo que, según el director de Europol, Rob Wainwright, “es sólo la punta del iceberg” y en el que una mafia de apuestas ilegales manipuló resultados de casi 700 encuentros por todo el mundo, donde más de la mitad, 380, corresponden al fútbol europeo.

La Champions League, partidos clasificatorios para el Mundial, para la Eurocopa, categorías inferiores, encuentros en Asia, África y Sudamérica…. prácticamente todo tipo de torneos y encuentros están ‘infectados’ por la presente red según afirmaron desde la Europol. Las grandes ligas europeas (Alemania, Reino Unido, Holanda, Italia) tampoco escapan a la red en la que es más que llamativo la ausencia de la Liga Española, no por el hecho de poner en duda la pulcritud de la misma sino por el hecho de que los tentáculos de la red desestimara como interesantes encuentros pertenecientes a la que muchos consideran la mejor liga del mundo.

Pero además, el asunto puede tener serias consecuencias a nivel de patrocinio deportivo. El escándalo desatado por la Europol es, probablemente, motivo de preocupación en las dos grandes firmas de ropa deportiva que se reparten, a gran escala, el enorme pastel que es el patrocinio dentro del mundo del fútbol. Así, tanto Nike como Adidas veían ayer, incrédulas, como la trama destapada afectaba prácticamente a casi todas las instituciones, en mayor o menor medida, dentro del mundo del fútbol. ¿Cómo actuar a partir de ahora?

Tanto en Nike como en Adidas es más que comprensible su motivo de preocupación. La imagen del fútbol mundial ha quedado puesta en tela de juicio por la operación destapada por la Europol hasta el punto que raro es el estamento que no ha sido afectado. Su mayor preocupación radica entonces en tratar de conocer como este escándalo puede afectar, de manera negativa, a la imagen de las dos marcas que tratan, por todos los medios, de evitar que se asocie el mayor escándalo del fútbol mundial conocido hasta la fecha con sus marcas comerciales.

Otro motivo de preocupación, sin duda, radica en la pérdida exponencial de imagen que puede tener el mundo del fútbol con este escándalo. El hecho de que prácticamente las mayores competiciones a nivel internacional se hayan visto afectadas, las grandes ligas, el que haya jugadores, técnicos y árbitros implicados, puede dar como resultado una depreciación de la marca ‘fútbol’ hasta límites insospechados, lo cual repercutiría de manera muy negativa en ambas firmas.

No en vano, ambas compañías se reparten el patrocinio de las federaciones nacionales, clubes y estrellas más importantes de este deporte, por lo que es más que comprensible su preocupación sobre el tema y el que estén observando muy de cerca el proceso, cruzando los dedos para que ninguno de sus ‘socios comerciales’ estén dentro del paquete de sospechosos revelado por la Europol.

Y es que, verdaderamente, hay mucho en juego. El mundo del fútbol mueve a nivel mundial millones de euros cada año, cantidad que dentro del mundo del marketing y el patrocinio deportivo, se reparten mayoritariamente estas dos compañías. Así, respecto al año fiscal 2012, que dio por terminado en mayo del año pasado, la firma norteamericana Nike presentó unos ingresos procedentes del fútbol de más de 1.450 millones de euros por los 1.300 millones de euros del mismo periodo en 2011 y los 1.200 millones de euros del año 2010. En esas cifras del año 2012 muy probablemente no estén incluidos los beneficios que Nike haya podido obtener procedentes de la venta de Umbro.

Las cifras en torno a Adidas son semejantes aunque ligeramente superiores a las de su rival Nike. Así, el informe anual del año 2011 de la marca alemana revela unos ingresos procedentes del fútbol de más de 1.500 millones de euros anuales.

Todo esto da una importante idea de la enorme preocupación que este escándalo ha generado en ambas compañías. Y es que hay mucho en juego. La posibilidad como decíamos antes de que el deporte del fútbol se devalúe dentro de una sociedad hastiada por los problemas económicos de sus respectivos países es algo con lo que ni Nike ni Adidas quieren enfrentarse. La caída en picado que esto puede suponer para la marca ‘fútbol’ supondría un duro golpe para la economía de ambas firmas que verían como uno de los pilares en los que sustentan su negocio se resquebrajaría de manera importante.

Adidas tiene bajo su catálogo a importantes Federaciones Nacionales (España, Alemania, Argentina…), clubes deportivos (Real Madrid, Chelsea, Milan…) e incluso es patrocinador principal tanto de FIFA como de UEFA en sus grandes competiciones internacionales. Nike, por su parte, no se queda atrás. Federaciones como la Brasileña, la Francesa, la Inglesa o la de Estados Unidos, tienen acuerdos con la firma norteamericana, mientras a nivel de clubes, Manchester United o FC Barcelona encabezan una larga lista de equipos cuyo sponsor técnico es la firma norteamericana.

La postura, hasta la fecha, en ambas compañías es semejante: ni en Adidas ni en Nike han querido hacer comentarios respecto al escándalo destapado aunque en lo más profundo de ambas marcas son conscientes que, dado el alcance de sus acuerdos, habrá más de una institución dentro del fútbol patrocinada por su firma que estará afectada por el escándalo.

Como decimos, lo que verdaderamente preocupa a ambas es el hecho de que se deprecie el valor del fútbol a nivel internacional hasta límites insospechados así como la posible afectación que a su imagen pueda tener este escándalo. Es el riesgo que se corre al tener tanta cuota de mercado dentro del fútbol. El riesgo de ser tan grandes. El problema de estar consideradas como las dos grandes marcas del fútbol mundial.