Nike y adidas llevan al extremo la “moda” de las botas

0
  • En lo que va de año, ladidas ha presentado hasta 8 modelos diferentes de botas para Leo Messi mientras que Nike ha lanzado al mercado hasta 6 botas distintas de Cristiano Ronaldo.
  • La fiebre por explotar este nuevo tipo de producto entre las marcas comerciales está provocando justo el efecto contrario al buscado entre los aficionados

En el día de ayer, la multinacional alemana adidas presentaba en sociedad las nuevas botas del argentino Leo Messi, las adizero f50 mirosar10, un nuevo modelo lanzado al mercado por los alemanes para homenajear al internacional del FC Barcelona por sus últimos récords conseguidos. No era la única. Hace tan sólo unas semanas, conocíamos el lanzamiento de la nueva campaña de su gran rival Nike con Cristiano Ronaldo, mediante la cual daban a conocer las nuevas botas que luciría el internacional luso a partir de entonces, las Nike Mercurial Superfly CR7, unas botas que tenían como gran novedad la vuelta al color tradicional con el que se diseñaban las botas hace unos años, antes de que llegara la invasión de color existente en la actualidad en el mercado: el negro.

Tanto uno como otro lanzamiento motivan evidentemente un detenido análisis desde el punto de vista que nos preocupa, el del marketing deportivo. El afán de las marcas por colocar nuevos productos en el mercadoy, en este caso concreto con las botas, recientemente descubiertas como nuevo medio de explotación comercial con los jugadores más importantes del mundo, está provocando poco a poco una saturación en el aficionado que puede provocar los efectos contrarios a los buscados por la marca en cuestión. ¿Están propiciando las marcas un hastío de los seguidores hacia este tipo de producto?

adidas 8, Nike 6

Cualquier buen aficionado al marketing deportivo a buen seguro le habrá llamado la atención un detalle que no por desapercibido deja de ser importante: el gran número de lanzamientos que con las grandes estrellas del fútbol como excusa, en este caso sus principales embajadores, ponen en el mercado las dos grandes marcas a lo largo del año.

Quizás pocos se hayan parado a realizar un estudio del número de botas que tanto adidas como Nike han lanzado en lo que va de este 2014 para sus dos grandes representantes dentro del mundo del fútbol: el argentino Leo Messi y el portugués Cristiano Ronaldo respectivamente. En Marketing Deportivo MD nos hemos detenido por un momento para recapitular cada uno de los lanzamientos que ambas marcas han llevado a cabo durante 2014 (aún no ha concluido el año) y el resultado es sumamente llamativo.

En lo que va de año, a punto de comenzar el mes de diciembre, adidas ha presentado hasta 8 modelos de botas diferentes para el argentino Leo Messi. Su gran rival dentro del sector, la norteamericana Nike, no se queda atrás: hasta 6 modelos de botas distintos ha lanzado al mercado para Cristiano Ronaldo. Dos ejemplos de cómo las marcas están a punto de llevar, muy probablemente, al punto de inflexión a la última gallina de los huevos de oro dentro del marketing deportivo.

Nike y adidas llevan al extremo la “moda” de las botas

adidas comenzó el año 2014 calzando a Messi con las adizero F50 Solar Blue, un modelo que el argentino lució durante apenas un mes, puesto que en Febrero de ese mismo año adidas presentaba en sociedad las nuevas adizero F50 Sprint Frame que el internacional del FC Barcelona luciría hasta el mes de Marzo, cuando la marca alemana homenajea al jugador con unas nuevas botas para celebrar el récord de goles con el FC Barcelona que les convertía en el máximo goleador de la historia del club: las adizero F50 Messi 371. Tan sólo dos meses después, en el mes de Mayo, la marca presentaba las botas con las que Messi y sus principales embajadores disputarían el Mundial, las adizero F50 Battle Pack, un modelo reservado para Brasil 2014 pero que tan sólo un mes después adidas las vuelve a personalizar para el argentino con motivo de su cumpleaños con el modelo adizero F50 Battle Pack Birthay. Concluído el Mundial, en plena pretemporada, en Agosto, la marca de las tres tiras presenta las nuevas botas con las que el crack azulgrana comenzaría la nueva temporada en su club, las adizero f50 Yellow, un modelo que el jugador apenas mantiene hasta el mes de Septiembre cuando son presentadas como nuevo modelo las adizero f50 Blaugrana Edition, personalizadas con los colores del FC Barcelona. Estas son las últimas botas que ha estado utilizando el argentino hasta llegar a las penúltimas presentadas en el día de ayer (no se descarta que sean las últimas de aquí a final de año): las nuevas adizero f50 mirosar10 coincidiendo con los últimos récords del jugador azulgrana. 8 modelos diferentes en apenas 11 meses de año.

Pero no es esta manera de actuar una forma reservada en exclusividad para la marca alemana. Su gran rival en el sector, Nike, tampoco se queda atrás. Cristiano Ronaldo comienza el año 2014 calzando las Mercurial Vapor IX Flash Pack, con las que el jugador estrenó su recien ganado por entonces segundo Balón de Oro de su carrera, unas botas que apenas duraron un mes en los pies del jugador pues, al igual que hacía adidas con Messi, Nike presentaba en el mes de Febrero un nuevo modelo: las Mercurial Vapor X, unas botas que están presentes en los pies del luso hasta llegar al mes de Abril, donde la marca norteamericana, rizando el rizo, presenta en apenas 30 días, dos modelos de botas diferentes para el portugués: las Mercurial Vapor IX Epic Season y apenas unos días después, las Nike Mercurial Superfly IV, un modelo con el que el portugués acudió al Mundial de Brasil 2014 como tantos otros embajadores de adidas. Pasado el Mundial, Agosto se convirtió en el mes también elegido por Nike para, al igual que hacía adidas con Messi, presentar las botas con las que iniciaría la temporada el portugués: las Nike Mercurial Superfly IV Wear Electric, un modelo de botas que ha estado calzando Cristiano Ronaldo hasta hace apenas un mes cuando Nike, junto con CR7, lanzó sus nuevas botas negras, las Nike Mercurial Superfly CR7.

Productos amortizados, aficionados hastiados

Conocida la situación, cabe ahora hacernos la siguiente pregunta: ¿Es acertada esta estrategia? A primera vista pareciera que sí, a tenor del empeño que ponen ambas marcas para lanzar casi una bota cada mes. Sin embargo, este tipo de estrategia tiene más contras que pros. Y no será la primera ocasión que les ocurre. Antes de que las botas se convirtieran en la nueva excusa para entablar hostilidades las dos marcas, las camisetas eran los productos elegidos para conquistar el mercado y a los aficionados. Las dos firmas comenzaron la misma alocada carrera por lanzar camisetas de sus más importantes clubes y entidades que provocaron el enfado mayoritario de los aficionados.

Dos casos destacan entre todos: tras conquistar el Mundial de Fútbol 2010, la marca alemana adidas comenzó un ciclo de lanzamiento que deparó que en apenas un año los aficionados españoles se encontraran en el mercado con hasta cinco camisetas diferentes: las del final de la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica; las de Sudáfrica; las de la Estrella de Campeón del Mundo; las del escudo de Campeón del Mundo y las de la nueva fase de Clasificación de la Eurocopa. En Nike ocurrió algo parecido tras llegar a la Federación Inglesa de Fútbol para sustituir a Umbro, con un plan de lanzamientos de camisetas que le llevó a presentar hasta cuatro modelos distintos en apenas 8 meses. El resultado: la indignación de los aficionados que veían como el producto que compraban hoy como novedoso se quedaba amortizado en apenas unos meses con el nuevo lanzamiento de la marca en cuestión, lo que provocó que los mismos comenzaran a dejar de comprar los nuevos modelos lanzados.

Algo parecido puede ocurrir con las botas de fútbol. El lanzamiento con tanta frecuencia de nuevos modelos provoca en el aficionado que considera que el periodo de vida de las botas sea realmente breve pues rápidamente queda amortizado, como sucedía con las camisetas, con el lanzamiento apenas uno o dos meses después de un nuevo modelo que relega al casi ostracismo al modelo anterior.

Las marcas han descubierto una nueva manera de explotar la imagen de sus embajadores: a través de las botas de fútbol. Pero la poca vida que le dan en el mercado ellas mismas a los modelos lanzados está provocando la aparición de un doble peligro: por un lado, una saturación del mercado con continuos lanzamientos de nuevos modelos y, por otro lado, un hastiamiento de los aficionados con esta política que puede dar como resultado que este tipo de producto sea rechazado por los seguidores de manera radical.