Nike se vuelve a olvidar del irlandés McIlroy y de nuevo llama a Woods

0

Pareciera como si, una vez conseguido el trofeo en cuestión, se hubiera cumplido un objetivo y se volviera a confiar en el que fue su buque insignia durante años. Hablamos del entramado Nike, Rory McIllroy y Tiger Woods, y la complicada (de entender, hablamos) estrategia puesta en marcha por Nike con los dos deportistas.

Más de una vez hemos comentado en estas mismas líneas el estratosférico contrato que la firma norteamericana Nike puso encima de la mesa al irlandés Rory McIlroy, oferta que el irlandés no dejó escapar y que le reportará 250 millones de dólares durante los diez años de duración del contrato. El objetivo de Nike no era otro que encontrar (aparentemente) un nuevo buque insignia dentro del mundo del golf que viniera a sustituir a la desgastada imagen del otrora emblema de la marca, el norteamericano Tiger Woods, y, por qué no, encontrar sustituto a nivel internacional en el mundo del deporte en general al enorme vacío dejado por Lance Armstrong tras sus escándalos con la justicia deportiva.

Y después de esa enorme inversión, pocos o nadie dudaba que el irlandés se convertiría, gracias a este desembolso, en el protagonista principal de la firma norteamericana en sus campañas y spots, tanto dentro como fuera del mundo del golf.

Sin embargo, para sorpresa de todos, en las dos últimas campañas puestas en marcha por el gigante norteamericano, Nike no ha requerido los servicios del nuevo embajador de la marca sino que ha recurrido al que fuera emblema e insignia de la misma durante tanto tiempo. Así lo pudimos comprobar en el spot “Apologies” que la marca lanzó con Woods como protagonista hace apenas un mes y así lo podemos comprobar nuevamente con el último spot de la firma norteamericana, donde nuevamente vuelve a recurrir a Woods para convertirse en el protagonista del hilo argumental del nuevo comercial.

La estrategia de Nike, con una explotación de la marca Woods superponiéndola a su nuevo y flamante embajador, es una acción complicada de entender por los especialistas en el sector, que sólo alcanzan a explicar como un enorme interés de la marca en tratar de no hacer perder valor a la imagen y relación Nike-Woods mientras prepara la gran exposición a la que es más que probable trate de exponer a McIlroy con el objetivo de rentabilizar la enorme inversión realizada.

Mientras tratamos de hallar una explicación al asunto, os dejo con el nuevo spot: