Nike se queda sin rivales y aumenta su beneficio un 23%

0
  • Nike obtiene mejores resultados de los previstos en el primer trimestre del ejercicio fiscal del presente año gracias a su apuesta por el Mundial de Brasil

El mundo al revés. O al menos el que esperaba la multinacional alemana adidas en este año 2014, año mundialista, uno de los principales acontecimientos deportivos del planeta y en el que la marca de las tres tiras tenía depositadas todas sus grandes esperanzas de recuperación para sus castigados números de hace poco menos de un año.

Nike dispara sus beneficios

Sin embargo, ni tan siquiera la celebración de un acontecimiento como el Mundial de Fútbol, recordémoslo un evento patrocinado por la marca alemana, ha sido capaz de recuperar las cuentas germanas, cuyos responsables se han visto obligados, a pesar de los buenos números arrojados por la Copa del Mundo, a rectificar una vez más sus previsiones al no alcanzar los mismos los objetivos que previamente habían sido previstos por adidas.

En el lado opuesto, su gran rival, la firma norteamericana Nike, que ve como cada ejercicio fiscal que acaba es mejor que el inmediatamente anterior para desconsuelo de adidas. Así, la marca de Oregon ha presentado unos beneficios al término del primer trimestre del año fiscal que se han incrementado hasta un 23%, para alcanzar de este modo un montante final de 755 millones de euros de beneficio neto, superando ampliamente sus previsiones, establecidas en unos 615 millones de euros.

Nike se queda sin rivales

Todo ello ha llevado a los responsables de la compañía a alzar las campanas al vuelo y mostrar plena satisfacción allá donde se les preguntaba. El inicio del ejercicio fiscal era una prueba de fuego al ser el primero tras la cita mundialista, un esperado medidor de lo acertado o lo erróneo de sus estrategias para la cita mundialista. En Nike había cierto temor a las cuentas a obtener toda vez que la inversión realizada en su campaña del Mundial fue de un importe considerable.

Ahora, tras conocerse los primeros resultados, en Nike cuesta contener la satisfacción. Tanto es así que hasta los principales analistas dan por sentado que la firma que marca el paso en la actualidad no es otra que la multinacional norteamericana: “adidas sufre; Reebok sufre; Puma sufre… Sólo Nike parece caminar con paso firme. Nike se queda sin rivales”, afirman.

Y no parece que las expectativas vayan a menos. En Nike confían en que sus buenos resultados proecedentes de Europa, con un crecimiento de hasta el 32%, el mayor de todas las zonas, sea el inicio de una nueva conquista, amenazando cada vez más a adidas en su ámbito geográfico “natural”.