Nike se queda sin ideas y volverá a “clonar” camisetas

0
Camisetas para la próxima temporada del Inter de Milan y del FC Barcelona
  • Nike se autoplagia con el diseño de la nueva camiseta del Inter de Milan para la próxima temporada

Diciembre de 2014. El mes comienza fuertemente agitado dentro del sector del marketing deportivo por una noticia que rápidamente da la vuelta al mundo a través de los medios de comunicación y colapsa las redes sociales con todo tipo de comentarios en torno a ella: se acababa de filtrar la que será la nueva equipación del FC Barcelona para la próxima temporada, una equipación no exenta de polémica que le confierte a la firma que la ha concebido, la multinacional norteamericana Nike, una importante notoriedad y mediaticidad gracias a ello. Hoy, apenas un mes después, Nike vuelve a estar en el candelero mediático dentro del sector de la sponsorización técnica con otra nueva camiseta, la que lucirá el Inter de Milán, aunque esta vez con multitud de críticas sobre la actitud de los norteamericanos.

La polémica como estrategia

Muchos son los especialistas dentro del sector que consideran que todo el aluvión de críticas (también hubo voces favorables) que recibió Nike con el diseño de la filtrada camiseta del FC Barcelona para el año que viene no sería más que una estrategia ampliamente estudiada por la que la multinacional sería consciente del revuelo mediático que levantaría su filtración, sobre todo por su diseño, lo que se debería traducir en un importante valor añadido para la marca en forma de notoriedad en torno al tan polémico diseño.

Pero no sólo la polémica se cernió por el diseño. Rápidamente comenzaron a filtrarse voces que hablaban de que la camiseta, con independencia de lo agraciada o no de su diseño, podía estar violando los estatutos originales del club catalán. Para cerrar el círculo, las acusaciones de plagio de la camiseta que utiliza la Llagostera en esta temporada no tardaron en salir a la luz para desconsuelo de Nike.

Todo ello provocó una polémica de la que la firma norteamericana ha sabido sacar un importante provecho durante estos meses.

Ideas agotadas

Visto el éxito obtenido con dicha estrategia, los creativos del departamento de marketing de la organización norteamericana consideraron repetir, punto por punto, los pasos dados con el FC Barcelona para ponerlos en marcha en el Inter de Milan, una adaptación que ha llegado al extremo.

Así, durante estos días hemos podido conocer las nuevas camisetas que lucirá el Inter de Milán a partir de la temporada que viene, unas camisetas que rápidamente han comenzado a inundar las redes sociales de comentarios, la mayoría críticos y en las que la firma clona la camiseta del FC Barcelona para el año que viene, lo que le ha supuesto recibir no pocos ataques no ya sólo por el diseño (el Inter sustituirá las rayas verticales por las horizontales) como por el hecho de la falta de ideas de la marca a la hora de concebir la camiseta de los nerazzurri.

No es la primera vez

La actitud de Nike puede, sin embargo, esta vez, salirle caro. Los aficionados italianos, disconformes ya de por sí con el diseño, consideran una verdadera humillación el lucir una camiseta compleamente igual a la que lucirá el FC Barcelona, algo que se traduce en una grave falta de inspiración y creatividad que puede acabar afectando a la marca de la imagen.

De hecho, no es la primera vez que Nike recurre a esta técnica. A comienzos de la presente temporada, allá por el mes de Septiembre, Nike ponía en el mercado los diseños de las segundas equipaciones de hasta 5 importantes equipos europeos: el Inter de Milán, el FC Barcelona, el PSG, la Juventus de Turín y el Manchester City, cinco diseños repetidos en cada uno de ellos utilizando un mismo template para todos variando tan sólo el color y algunos pequeños detalles.

Aquello ya le supuso una suficiente pérdida de credibilidad y de buena imagen para la firma norteamericana, que vio como comenzaron a lloverle críticas sobre su supuesta capacidad creativa en los últimos meses. Ahora, repitiendo estrategia en el Inter de Milán, donde se copia la próxima camiseta azulgrana, la marca vuelve a poner de manifiesto una preocupante falta de creatividad e ideas que está comenzando a pasar factura incluso a sus relaciones con los clubes afectados, que exigen diseños exclusivos y personalizados para las marcas en cuestión.