Nike se despide de Londres con un nuevo golpe a Adidas y al LOCOG

0

Acabaron los Juegos de Londres 2012 y, como todos muy bien sabéis, una de las firmas “no oficiales” que mayor partido le ha sacado a través de sus acciones, campañas y promociones, muchas de ellas bordeando el ambush marketing, para desconcierto de Adidas y ante la pasividad del LOCOG, ha sido la norteamericana Nike, que una y otra vez ha puesto en marcha acciones que, cuando menos, han bordeado la delgada línea roja que separa la frontera que habían fijado las autoridades británicas y olímpicas para evitar dichas técnicas con el objetivo de proteger a los sponsors oficiales.

Han sido numerosos los casos que hemos estado analizando aquí en MD respecto a estas prácticas de Nike durante todos los Juegos y han sido también numerosos los análisis que se han realizado para tratar de alcanzar una explicación al por qué de la omisión de acciones por parte del LOCOG para proteger los derechos de su sponsor oficial en este apartado, la alemana Adidas, que chocaba y mucho con la dureza con la que se ha descolgado en otros casos mucho menos evidentes que los puestos en marcha por los americanos.

Asi, ya hemos visto como Nike ha bordeado continuamente el filo de la navaja del ambush marketing con campañas como su “Find your Greatness” (Ver Artículo en MD), lanzando hashtag promocionados el mismo día de inauguración de los Juegos (Ver Artículo en MD), “colándose” en las principales fotos como en el caso del sudafricano Pistorius (Ver Artículo en MD) o, la última, sacando el epílogo a su “Find your Greatness” con su “Greatness has been found” (Ver Artículo en MD), en la que directamente Nike se autopromocionó con unas camisetas que las campeonas olímpicas de fútbol femenino, las norteamericanas, no dudaron en ponérselas durante la celebración de su medalla. E igualmente hemos asistido, sorpresivamente (que se lo cuenten sino a Adidas) a la inexplicable actitud del LOCOG ante estas estrategias de los norteamericanos, pasividad que ha sido duramente criticada sobre todo si tenemos en cuenta la rectitud y exigencias que el Comité Organizador ha exigido a otros sponsors no oficiales al respecto, y ante las que el LOCOG no ha hecho sino más que evidenciar sus dos varas de medir a la hora de aplicar las exigentes normas de respeto a los sponsors oficiales: una, si la que incurría en la posible acción era Nike y otra, si la que ejecutaba la acción era otra compañía o incluso algún que otro atleta, caso del jamaicano Johan Blake, al que amenzaron con tomar medidas por el supuesto caso de su reloj (Ver Artículo en MD).

A esta permisividad-pasividad con las acciones de Nike, refrendadas con manifestaciones como las que provenían del propio LOCOG en las que eximía de toda responsabilidad a la firma norteamericana (Ver Artículo en MD), muchos le han encontrado explicación en el más que probable supuesto de que los norteamericanos serán los próximos sponsors oficiales de los Juegos de Río, algo que el COI presumiblemente hará oficial una vez acaben los Juegos Paralímpicos de Londres.

Y todo este “preámbulo” viene a cuento de la despedida que Nike ha realizado de los Juegos y del propio comité, con una campaña que lleva impresa en su puesta en marcha toda la línea marcada por Nike durante los mismos y que ya hemos comentado en los anteriores párrafos. Y es que la última acción de Nike, que bordea muy de cerca los límites exigidos e impuestos por el LOCOG para evitar técnicas de ambush marketing, reglas que por otro lado están vigentes hasta el próximo 15 de agosto, fecha a partir de la cual se levanta el veto por parte del LOCOG, la última acción como digo ha sido la “utilización” que Nike ha realizado del doble campeón olímpico británico, doble medalla de oro en estos Juegos, Mo Farah. Para ello, Nike ha lanzado una campaña en la que se ven unas piernas durante una prueba y en la que se puede leer como slogan “Twice the Guts. Double the Glory” (algo así como “Dos veces más agallas, el doble de gloria”), en clara alusión al doble triunfo en las pruebas de 10.000 metros y 5.000 metros cosechados por el británico, sobre todo al acompañar el slogan con la imagen de unas piernas de un corredor de color. A pesar de que desde la marca se han apresurado a afirmar que no hacen referencia a Mo Farah, la correlación está más que clara, sobre todo viendo la línea que en este campo ha seguido Nike durante todos los Juegos.

En definitiva, un adiós más que esperado de Nike a unos Juegos donde ha nadado como pez en el agua dentro del límite del ambush marketing para los mejores intereses de su firma.