Nike se cansa de su FuelBand ¿está Apple detrás?

0

La noticia ha cogido de sorpresa a todo el mundo: aficionados, profesionales y al sector en general. El producto estrella de la firma norteamericana Nike en los últimos años, su punta de lanza de los innumerables avances tecnológicos, su conocidísima y popularísima Fuelband, ya tiene fecha de caducidad.

En el año 2012 llegaba al mercado uno de los mayores éxitos a nivel comercial de la multinacional norteamericana Nike, su conocidísima pulsera FuelBand, la primera de las pulseras inteligentes que ahora inundan el mercado y que llevó a la norteamericana a posicionarse como una de las compañías líderes en wearables dentro del mercado de este tipo de dispositivos, un dispositivo por otro lado realizado por la propia compañía tanto en software y hadware y que pretendía incrementar su engagement con los deportistas.

Sin embargo, de manera sorpresiva, y sobre todo, cuando nadie lo esperaba, Nike ha revolucionado nuevamente dicho sector pero esta vez no con la llegada de un nuevo dispositivo sino más bien con la llegada del punto y final de esta aventura de Nike. Así, la marca ha comenzado a despedir a la mayoría de empleados encargados del desarrollo de la pulsera, y eso que su objetivo será, a partir de ahora, abandonar por completo el desarrollo del hardware para centrarse, exclusivamente, en el software.

Pero, ¿Qué hay detrás de esta decisión? Muy probablemente, una corrección de posición dentro del mercado por parte de la multinacional norteamericana y que tiene como otro actor principal en esta película a Apple. La firma de la manzana lanzará en los próximos meses su propio dispositivo, su propia pulsera, motivada en gran parte por el lanzamiento de productos similares de sus grandes rivales Samsung o Sony, lo que ha conllevado que Apple haya tenido que tomar como decisión, para no perder cuota y presencia en el mercado, el lanzamiento de su iWatch para combatir a esas otras marcas. Pero ello ha propiciado, como pricnipal daño colateral, que Nike haya renunciado para siempre a su FuelBand. ¿por qué?

Nike y Apple siempre han mantenido una estrecha relación dentro de este mercado. De hecho, Nike jamás lanzó la aplicación para que fuera compatible con dispositivos Android, dejando la misma sólo para los privilegiados usuarios de iOS, el sistema utilizado por Apple. Ahora, en Nike ven que la llegada del iWatch supondría un serio contratiempo para Nike y su FuelBand, que le llevaría, muy probablemente, a perder posiciones de manera muy inquietante dentro del sector.

Para ello, Nike ha decidido dar un paso al lado y abrir el camino al iWatch que parece contendrá parte del software original de Nike, un dispositivo que a pesar de ser un continuo rumor en el mercado desde hace años (de hecho sus rivales Samsung o Sony van ya por la segunda generación de estos dispositivos), este año sí que parece ser el definitivo para la llegada al mercado del iWatch, un dispositivo que estará orientado en su mayor parte a la actividad física, los ejercicios y la salud, lo que le pone en una posición más que privilegiada para hacerse con gran parte de los usuarios que utilizan el sistema de Nike (alrededor de 28 millones de usuarios).