Nike se adelanta a adidas en el camino de Rusia 2018

0

 
Mientras la mayoría de las marcas y firmas comerciales viven el presente más inmediato, que a nivel deportivo este año está representado por el Mundial de Brasil 2014, las grandes firmas miran ya mucho más allá, con vistas a los años venideros y a los eventos que en ellos se celebrarán. Y en este particular encuentro, adidas, casi sin saber cómo, ha visto como Nike le ha marcado un gol por toda la escuadra que le pone en una posición privilegiada, o al menos con un importante camino ya recorrido por el que la marca alemana deberá discurrir más pronto que tarde sino quiere darle una ventaja inalcanzable a los norteamericanos.

Ha concluído Sochi 2014, los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Rusia, y a nivel de marketing deportivo, quizás lo más destacable, lo que está en boca de todo el mundo, no haya sido más que el enorme batacazo que una marca que aspira a recortar terreno a las dos grandes dominadoras del panorama mundial, adidas y Nike, se ha pegado en dichos Juegos con el equipo de speedskaters norteamericano, los integrantes del patinaje de velocidad. Hablamos de Under Armour y el desastre alcanzado con su vestimenta para dicho equipo, una vestimenta fuertemente criticada por los integrantes del propio equipo y que ha generado una polémica de la que la imagen de la marca ha salido seriamente perjudicada tal y como os hemos contado ampliamente en Marketing Deportivo MD.

Pero esto que a ojos de todos los especialistas y medios destacados ha sido quizás lo más reseñable dentro del sector, no es, sin embargo, la jugada más importante que a nivel de marketing deportivo se ha venido disputando en Sochi. Y es que ha habido un hecho clave que ha pasado desapercibido para la mayoría de medios, tanto por su obviedad como por sus intenciones. Y hablamos de Nike.

La firma norteamericana puede irse más que satisfecha de los Juegos de Sochi 2014. Y lo que para muchos es, centrándose en el deporte del Hockey sobre Hielo, quizás por su espectacularidad y afición en aquellas latidudes, una de las pruebas más esperadas de los Juegos de Invierno, un auténtico éxito de Nike por copar todas las posiciones del medallero en esta especialidad, lo que muy pocos han visto detrás de esto es una estrategia de marketing que va mucho más allá del interés por copar el podium en dicho deporte.

Nike ha ganado la medalla de oro de la especialidad con Canadá. La de plata, vistiendo a Suecia y la de Bronce equipando a Finlandia. Pero es que además ha uniformado también a Estados Unidos, a Rusia, a la República Checa, a Suiza, a Eslovaquia, a Noruega, a Letonia, a Austria y a Eslovenia. En todas, en la esquina superior de su camiseta, podía apreciarse con claridad el swoosh de Nike. Y quizás por lo cotidiano de ver el logo en todas estas selecciones, el hecho quizás haya pasado desapercibido. Por eso y por tratarse de un deporte casi minoritario si lo comparamos con el fútbol. Imaginemos por un momento que de las 32 selecciones que disputarán el Mundial de Brasil 2014, al menos 28 o 30 estuvieran vestidas por Nike. Imaginanemos la repercusión que este hecho sería para hacernos una idea de la enorme dimensión de lo ocurrido en Sochi.

Llegados a este punto cabe hacer un pequeño receso para explicar algo. Una compañía que en su último ejercicio fiscal registró casi 26 mil millones de dólares en ventas, bien se puede permitir gastar, tal y como reflejaron sus balances, más de 2.700 millones en marketing deportivo. Y una parte de esos millones fueron destinados a alcanzar importantes acuerdos de patrocinios con estas selecciones en Sochi, algo que muchos no han llegado a entender del todo dada la repercusión mediática que tienen los Juegos Olímpicos de Invierno, muy inferior a eventos como los propios Juegos Olímpicos, pero de verano, o el propio Mundial de fútbol.

Sin embargo, si cogemos perspectiva, veremos que eso que a muchos parece a todas luces descabellado, esa inversión en relación al roi que obtendrá por la misma, coge sentido y mucho si consideramos otras variables. Nike no sólo equipó a estas selecciones. También lo hizo con otras diez que finalmente no se clasificaron para Sochi, además de ser un importantísimo patrocinador de la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo y de los Juegos Inviernos de Corea del Sur de 2018. Y tiene menor explicación si consideramos que tan sólo hace seis años, en 2008, se desprendió de Bauer, la firma que destinaba al Hockey y por la que pagó en 1995 395 millones de dólares, cuando en ese momento, en 2008, la vendía por tan sólo 200 millones de dólares. ¿Por qué ahora este interés en Sochi 2014?

Además de que, se mirara por donde se mirara en Sochi, el logo de Nike estaba visible en todas estas selecciones, hay otra explicación. Nike tiene un profundo interés en el mercado que ofrece al sector la Madre Rusia. Un interés que no está exento de batallas con su gran rival adidas, la gran dominadora de aquel mercado, y con un único objetivo en el horizonte: el Mundial de Fútbol de dentro de cuatro años a celebrar en aquel país. Nike quiere conquistar Rusia pero sobre todo, a sus aficionados.

Y sabe que el medio más directo para llegar a ellos, aparte del fútbol, es el del otro deporte rey, un deporte que idolatran: el hockey sobre hielo. Nike además de todo esto, fichó como embajador a Alex Ovechkin, uno de los mejores jugadores de hockey del mundo. Nike tiene un enorme interés en un mercado que vaticina puede reportarle a sus arcas más de 1.000 millones de dólares. Nike está sembrando para recoger. Mientras que muchos expertos creen que adidas quizás se ha dejado llevar para vivir de las rentas, los más avizados han visto la enorme jugada que está preparando Nike y que ha comenzado en Sochi.  Los rusos han visto el swoosh allá donde quieran que miraran. Será interesante ver los movimientos en ese mercado de ambas marcas en los próximos años. El Mundial de Rusia está a cuatro años vista. Y en Nike lo saben.