Nike retira su apoyo a Ryan Braun, de los Brewers

0

La firma norteamericana Nike parece haber escarmentado muy seriamente por el escandaloso caso Armstrong y ha decidido cortar por lo sano al menor atisbo de acusaciones de dopaje en cualquiera de sus embajadores tal y como se puede comprobar en el último caso acaecido, esta vez, en la MLB.

Romper de raíz. Esa parece haber sido la conclusión extraída por Nike tras el caso Armstrong, donde la firma norteamericana estuvo manteniendo el apoyo al ex ciclista aún cuando las acusaciones de dopaje de la USADA ya estaban puestas encima de la mesa, una postura incomprendida incluso dentro de la propia marca que afectó de manera bastante negativa a la imagen de la misma.

Por tal motivo, y tras aquella experiencia, Nike ha radicalizado su postura al respecto y al menor indicio fiable de casos de dopaje entre cualquiera de sus embajadores, a la firma norteamericana no le tiemblan las manos a la hora de adoptar una decisión tajante y radical: la ruptura del acuerdo que le unía con el deportista en cuestión, una postura que se está extendiendo como estamos viendo en otras firmas, como el último caso de Tyson Gay y la alemana adidas.

Así, Nike confirmó el pasado viernes la ruptura total y absoluta de la relación que le unía con el jugador de los Milwaukee Brewers de la MLB, Ryan Braun, después de la sanción que le ha impuesto las Grandes Ligas de 65 partidos de suspensión por el uso y consumo de sustancias prohibídas.

Braun, que fue considerado el jugador más valioso de la MLB en el año 2011, aceptó la suspensión por lo que resta de la actual temporada, 65 encuentros, tan sólo una semana antes de la decisión adoptada por Nike, tras admitir haber cometido “errores” en su carrera y disculparse públicamente ante todo aquel que pudiera verse decepcionado con la actitud del jugador.

El caso se remonta a octubre de 2011 cuando a Braun se le detectan unos niveles elevados de testosterona que indican que el jugador ha incurrido en prácticas dopantes para mejorar su rendimiento, por lo que fue sancionado con 50 encuentros, sanción que fue levantada en febrero de 2012 por un juez que señaló que la muestra de Braun había sido manipulada de manera irregular.