Nike quiere hacer de oro a Cristiano Ronaldo

0

La temporada 2013/2014 no ha hecho más que comenzar en el fútbol europeo pero ya ha sido catalogada por muchos como una gran temporada, al menos en lo futbolístico, en cuanto a acontecimientos se refiere. Así, 2013/2014 viene marcado en rojo en el calendario porque es la temporada que precede a la gran cita del mundo del fútbol: el Mundial de Brasil 2014.

Y sin embargo, para el portugués Cristiano Ronaldo, a parte de ser una esperada y emocionante temporada en el terreno deportivo, va camino de convertirse en su gran temporada en lo que concierne a sus finanzas. Y es que el crack luso verá como en esta campaña se cerrarán dos de los acuerdos más importantes que a nivel económico sustentan sus finanzas.

Así, si hasta hace tan sólo unos días la gran noticia con la que se despachaban las agencias era la renovación del jugador del Real Madrid con el conjunto blanco, que verá como el portugués, en principio, terminará sus grandes años futbolísticos en el equipo presidido por Florentino Pérez, con una ampliación del contrato que ligaba a las partes hasta el año 2018, eso sí, a cambio de casi 17 millones de euros por temporada, ahora la noticia viene del entorno extradeportivo del jugador y de sus acuerdos con una de las principales firmas comerciales del mundo: la multinacional norteamericana Nike.

Y es que la firma de Oregon está decidida a, en un año tan sumamente decisivo para las grandes marcas de ropa deportiva como es un año mundialista, asegurarse los servicios del jugador durante los próximos cuatro o cinco años, para lo cual está dispuesta, al igual que ha hecho el conjunto madridista, a tirar la casa por la ventana y vestir de oro reluciente al jugador luso con un nuevo y jugoso contrato en el que los emolumentos que recibiría CR7 por parte de Nike se incrementarían notablemente.

La idea inicial de Nike es que Cristiano siga siendo uno de los referentes de la marca, a pesar de la pujante llegada del brasileño Neymar. Es decir, en Nike no quieren perder a su buque insignia de referencia a nivel mundial mientras llega otro trasatlántico del mundo del marketing deportivo como es el crack brasileño del FC Barcelona, pues aunque todo apunta a que, poco que le acompañe el rendimiento deportivo en su debut en Europa, Neymar será el nuevo Rey Midas del fútbol mundial, el riesgo que se corre de perder a una figura consolidada como Cristiano Ronaldo a expensas de que, definitivamente, Neymar se convierta en una realidad (si es que no lo es ya), es aún demasiado grande. Y la sombra de su gran rival en este campo, la multinacional alemana adidas, es alargada y con muchos brazos. Una conquista de adidas de un jugador como CR7 supondría un durísimo golpe en toda la línea de flotación de Nike.

Por tal motivo, como decimos, Nike no quiere correr riesgos y prefiere apostar por lo seguro en este campo. Y lo seguro es la renovación de un Cristiano Ronaldo al que la firma norteamericana está dispuesta a ofrecerle una ampliación de su contrato actual de cinco años con una fuerte subida en sus remuneraciones como contraprestación. No debemos olvidar que el último contrato vigente de Nike con el crack luso data del año 2010, un contrato que expira precisamente en el año 2014 y por el que el jugador recibe seis millones de euros anuales con posibilidad de incrementarse por la consecución de objetivos y que la firma norteamericana no dudó en abonar ante el conocimiento de los contactos mantenidos por adidas con el jugador. Así, la amenaza de que adidas pudiera llevarse al por entonces buque insignia de Nike en el mundo del fútbol precipitó los acontecimientos y convirtió al luso en el jugador mejor pagado de Nike dentro del mundo del fútbol aunque muy lejos de las cifras que por entonces la firma de Oregon abonaba a los NBA Kobe Bryant (7,5 millones de euros/año) o LeBron James (9 millones de euros/año) o al jugador de golf Tiger Woods (16 millones de euros/año). Sin embargo, su incremento fue sustancial respecto a su anterior contrato con la firma, 4,5 millones de euros anuales.

Ahora, con el Mundial de Brasil a la vuelta de la esquina, las circunstancias con muy parecidas. El contrato con Nike expira precisamente en 2014 y la firma norteamericana recela de las posibles acometidas que desde adidas se puedan estar tramando para lograr los servicios del portugués, unas acciones que lo que sí que harán será encarecer y mucho el precio de la renovación de CR7 con Nike.

De este modo, Nike ha puesto encima de la mesa de Jorge Mendes la cifra de 9 millones de euros anuales más incentivos por títulos conquistados durante los próximos cinco años, lo que haría un contrato de alrededor de 50 millones de euros durante ese lustro, un lustro en el que la salud de las finanzas del portugués estarán más que aseguradas con los 17 millones de euros que le aportará el Real Madrid y estos 9 millones que está dispuesta a pagarle Nike. En definitiva, con tan sólo dos contratos, el luso se asegurará en ese periodo anualmente algo más de 26 millones de euros, una cifra al alcance de muy pocos deportistas. Y esto, con sólo dos contratos.