Nike no renovaría con el Manchester United

0
Posible última camiseta del Manchester United con Nike
  • Una filtración desde el entorno de las negociaciones afirma que Nike se retirará de la puja al no querer asumir las pretensiones económicas del club
  • En el sector se duda que la misma, dicha filtración, no sea en realidad una estrategia de la propia Nike para bajar el precio de la renovación

Tan sólo un par de días después de que se presentara de manera oficial la que será la nueva elástica de los de Old Trafford para la temporada que viene, fuentes internas de las negociaciones que la compañía está  manteniendo con el club para extender en el tiempo un contrato que finaliza a la conclusión de esta temporada que está a punto de confrimar, fuentes por otro lado cercanas a la multinacional de Oregon, han filtrado que Nike definitivamente no renovará con el club británico para extender su relación a las próximas temporadas.

El motivo de dicha negativa estaría en la no observancia por parte de los norteamericanos de las exigencias económicas impuestas por el club para la firma que desee equipar al conjunto de Manchester a partir de la próxima temporada: alrededor de 600 millones de libras por los próximos 10 años.

Cifras desorbitadas, estrategia agotada

El argumento filtrado para la negativa de los norteamericanos, la excesiva cuantía que pide el United, unido a un más que posible agotamiento de la estrategia de la marca de Oregon con el conjunto británico, parecen ser argumentos de peso en la compañía para poner fin a las negociaciones y retirarse de una subasta que tan sólo tendrá un beneficiario final: el propio club.

Sin embargo, no todo está tan claro dentro de este proceso. La filtración, surgida como decimos de fuentes muy cercanas a Nike en las negociaciones, y tan sólo un par de días después a la presentación de la que puede ser la última camiseta Nike con el club, podría responder más a una estrategia de la propia marca al objeto de hacer abaratar el enorme precio que pide el United por su camiseta, algo que cuadraría mucho más con otras filtraciones de las que se han hecho eco a lo largo de los últimos meses los medios británicos acerca de que el acuerdo está ya más que cerrado por las cifras indicadas anteriormente.

Aunque esas mismas fuentes se han apresurado a garantizar la veracidad de dicha filtración, de ser falsas y responder a una estrategia de Nike para abaratar las negociaciones, supondría una apuesta demasiado arriesgada de los norteamericanos, sobre todo tras conocerse que grandes marcas como su gran rival adidas, la multinacional Puma o incluso Warrior, estarían dispuestas a aportar las cifras pedidas por el club británico, por lo que un paso en falso en este sentido, tan sólo uno, podría deparar que finalmente fuera el club el que dejara a un lado a Nike para firmar con cualquiera de las otras marcas pretendientes.

¿Filtración interesada de la propia Nike o realidad? En pocas fechas conoceremos la verdad.