Nike “no deja” el Brazuca a Inglaterra

0


Mediados de diciembre de 2013. Marketing Deportivo MD se hace eco de una curiosa petición de la FA inglesa, la Federación de Fútbol Inglesa, hacia su nueva patrocinadora técnica, la multinacional norteamericana Nike que desde hacía unos pocos meses cogió el relevo de la histórica Umbro, que desde hacía más de 50 años venía equipando a la Selección Inglesa.

Recordemos que Nike se hace con la FA a cambio de 20 millones de libras anuales en un contrato que tendría su fin en el año 2018 por un contrato que iba más allá de la simple sponsorización técnica. Así, cuando hablamos de estas grandes entidades,
a la mera utilización de la indumentaria que la firma aporta en
encuentros y entrenamientos por parte de los seleccionados se une otra serie de compromisos que van mucho más allá. Y aquí es donde pueden aparecer los
problemas, problemas no obstante de aparentemente fácil solución pero
donde la misma choca con el entramado de cláusulas legales fijadas en
los acuerdos firmados por las partes y que, en muchas ocasiones,
provocan situaciones como las que narramos a continuación.

La Federación Inglesa de Fútbol se puso en contacto
con la multinacional norteamericana Nike para obtener el permiso
necesario de la misma para que el combinado nacional que representará a
Inglaterra en el próximo Mundial de Brasil 2014 pueiera llevar a cabo su
preparación para el campeonato utilizando la pelota oficial con la que
se disputará el mismo, el conocido Brazuca, balón diseñado,
precisamente, por la gran rival de Nike, la marca alemana adidas y que la firma se ha encargado de “regalar” a las selecciones participantes en un regalo más que envenenado para Nike, puesto que de ese modo lo promocionarán selecciones adidas pero también Nike. Pero
la ansiada autorización tiene importantes obstáculos que salvar y, por la respuesta recientemente dada por el nuevo seleccionador de Inglaterra, Roy Hogdson, afirmando que no será un impedimento el hecho no poder contar con el Brazuca hasta escasos diez días del inicio del Mundial, en los amistosos que Inglaterra juegue en Miami, bien parece que la negativa ha sido la repuesta dada por Nike a la petición que hace algo más de dos meses hizo la FA.

El acuedo con Nike obliga a la FA a utilizar balones exclusivamente de la firma norteamericana en los encuentros, ya sean amistosos u oficiales, que se disputen en suelo británico y, en todo caso, los organizados por la FA, sean en el Reino Unido o fuera de él. Pero además, en los entrenamientos oficiales, será necesario el cumplimiento íntegro de la citada obligación.

Nike, con un acontecimiento tan importante como es el Mundial, que
patrocina precisamente adidas y donde una de sus bazas para hacerse
valer es el ambush marketing,  será poco probable que dé su permiso para que esos
entrenamientos oficiales de la Selección Inglesa en suelo brasileño
durante la disputa del Mundial los lleve a cabo con balones de su gran
rival adidas.

Un precedente claro a esta incómoda situación para la FA lo encontramos
en la pasada Copa Confederaciones, donde la imposición de Nike a la CBF
de utilizar exclusivamente sus balones en los entrenamientos de la
Canarinha
provocó un importante descontento en el cuadro técnico de la
selección brasileña a la hora de afrontar con garantías la preparación
para dicha competición.