Nike “lo arriesga todo” a Asia en su campaña para Brasil 2014

0

Con algo menos de tres meses para que dé comienzo el Mundial de Brasil 2014, las estrategias comerciales y las campañas de marketing de las grandes firmas van concretándose e incrementando su intensidad conforme pasan los días. Y así lo entiende la multinacional norteamericana Nike que ha presentado su nueva campaña para Brasil 2014, y donde ha elegido minuciosa y cuidadosamente los embajadores de la marca que harán las veces de protagonistas en la misma.

Y si algo se puede extraer como principal conclusión de dicha campaña, de nombre “Arriésgalo todo“, “Risk Everything“, no es otra que Nike ha elegido a sus representantes más mediáticos y con mayor capacidad comercial a nivel mundial, pero sobre todo, una clara mirada de la multinacional norteamericana hacia Asia, uno de los mercados en los que ahora mismo se disputan las grandes batallas por conquistar la mayor porción del pastel que representa las firmas más importantes de ropa deportiva a nivel mundial, entre ellas, su gran rival adidas.

Así, Nike ha encargado el protagonismo de su nueva campaña a Cristiano Ronaldo, uno de los jugadores más mediáticos del planeta; su rival en el FC Barcelona, el internacional brasileño Neymar Jr, considerado en más de una ocasión el jugador con mayor potencial comercial en los próximos años, y el británico Wayne Rooney. Y si buscamos un punto en común entre los tres seleccionados, además de su enorme poder y tirón mediático a nivel mundial, es el enorme interés que despiertan ambos en el continente asiático. Y eso en Nike lo saben.

Ayer precisamente hablábamos de la capacidad de Cristiano Ronaldo para atraer a las grandes firmas comerciales a la hora de encarar el difícil reto de adentrarse en Asia. Así, CR7 genera más de 10 millones de euros en ingresos comerciales en campañas y patrocinios en el continente asiático, un territorio donde sus seguidores se cuentan por legión. A Neymar le ocurre otro tanto de lo mismo. Antes de su fichaje por el FC Barcelona, el brasileño se encontraba a mucha distancia en cuanto a penetración de mercado en el continente asiático con respecto al portugués o incluso a su compañero en el FC Barcelona, Leo Messi. Para tratar de solventar este problema, puso sus intereses en Doyen
Global, un importantísimo grupo de inversión deportiva encabezado por
el publicista que lleva los designios de David Beckham, entre otros,
Simon Oliveira, que se encargaría de gestionar los derechos de imagen del
jugador en Europa pero cuyo objetivo fundamental era crear un importante
poso sobre el que pueda asentarse con estabilidad y consolidarse la marca Neymar con miras al mercado asiático.

Hoy en día, se ha conseguido. Neymar es un importante icono mediático. También en Asia. Tanto que el FC Barcelona prepara la pretemporada de la campaña que viene con un claro interés por pasear a Neymar por aquel continente con el objetivo de rentabilizar al máximo la popularidad del brasileño. Y esto, Nike, también lo sabe.

Por último, está la figura de Wayne Rooney. Quizás el menos mediático de los tres. Pero sólo quizás. Porque Nike no ha elegido a Rooney de una manera aleatoria o poco pensada. Rooney es tan conocido como los dos anteriores cracks en Asia por su pertenencia a quizás el club que más repercusión tenga en el mercado asiático, el Manchester United, club también equipado por Nike, por lo que los norteamericanos han jugado la carta del británico para llegar, no sólo al mercado británico, sino fundamentalmente, al mercado asiático.

Nike ha sido la primera en mover ficha quizás con una campaña mucho más importante y contundente que los avances hasta ahora presentados, tanto por Nike como por sus grandes rivales. Y en la marca son conscientes que la lucha va a ser tan dura que es necesario poner toda la carne en el asador. Y si con ello, además de ganar repercusión a nivel mundial, se hace un importante guiño al ansiado mercado asiático, mejor que mejor. Nike mira a Brasil pensando en Asia. Risk Everything.