Nike le juega una mala pasada a Rafa Nadal en este Roland Garros: juega de rosa

0

Octavos de final, torneo Roland Garros, año 2009. Un pletórico Rafael Nadal, que ocupa en esos momentos el número 1 del mundo del tenis, alcanza la ronda de octavos de final de ese año ante el tenista Robin Söderling, en principio, una victima propicia más para engrosar su palmarés y continuar su camino hacia un nuevo título.

Sin embargo, ocurre lo que nadie preveía: después de teinta y una victorias consecutivas en el torneo galo y cuatro torneos a sus espaldas, el sueco vence 2-6, 7-6, 4-6 y 6-7 a un Rafa Nadal físicamente muy mermado. Fin de la historia. Al año siguiente, Rafa Nadal vuelve con más ganas de triunfo que nunca, encadenando un nuevo periodo de dos años para alzarse, consecutivamente, otra vez con el torneo Roland Garros hasta alcanzar un total de 6 títulos en 7 años.

Año 2012. Rafa Nadal inicia su andadura en el prestigioso torneo parisino que actualmente se está disputando barriendo del mapa a su primer rival, el italiano Bolelli, al que vence cómodamente por 6-2, 6-2 y 9-1, comenzando el camino hacia su séptimo título en el torneo. Nadal sumó así la victoria 27 seguida este año, y la 46 en París donde hasta hoy sólo ha perdido un partido, en octavos de final del 2009, precisamente contra el sueco Robin Soderling.

Pero un hecho destaca sobre los demás: la indumentaria que la firma norteamericana Nike ha diseñado para el español para este torneo. O mejor dicho, el color de la misma: un fucsia fuerte o rosa oscuro muy muy similar al que vistió Nadal durante su derrota ante Soderling.

Nadal, tenista supersticioso donde los haya, capaz de no comenzar el juego si sus botellas de agua no están perfectamente alineadas, con tics conocidos en el mundo del tenis, niega la mayor: su éxito se basa en su juego y en el trabajo, y para nada se considera supersticioso. “No soy supersticioso”, reitera cada vez que le preguntan sobre sus conocidos tics. Sin embargo, cuando en la rueda de prensa posterior a la victoria ante Bolelli le recordaron el color que viste y su coincidencia con el del partido de Soderling, Nadal tuerce el gesto y reitera que nada tiene que ver su juego con supuestas supersticiones. Aunque en su tono denota algo de sorpresa, como quién cae por primera vez en esa circunstancia. Quizás es que realmente no es tan supersticioso como dicen y no se había parado en esa coincidencia.

Sea como fuere, el caso es que Nike ha tenido poco tino en cuanto al color elegido. El hecho de algunas ‘manías’, que son visibles durante cualquier partido de Rafa Nadal, hacen ver que es una persona que cuida mucho los detalles, limitándose con la superstición aún cuando él considere que no lo es. Y el sólo hecho de que alguien haya reparado en el tema y se lo haya recordado es suficiente como para que todos miren ahora a la supuesta ‘maldición rosa’. Todo se verá. Si finalmente Nadal gana el torneo, no habrá ningún problema y se meterá en el cajón del olvido esta ridícula superstición. Pero como dé la casualidad de que Nadal caiga eliminado….

Nadal-Soderling año 2009

Look de Nike para Rafael Nadal en Roland Garros 2012