Nike enoja a los fans de Inglaterra con su plan de lanzamiento de camisetas

0

La venta por parte de Nike de la que hasta entonces era su filial, la británica Umbro, provocó una oleada de cambio de cromos en muchas selecciones y entidades deportivas en lo referente a su sponsorización técnica, gracias sobre todo a una cláusula que la firma norteamericana estableció en el contrato de compra-venta de Umbro a Iconix Brand en virtud de la cual, Nike podía retener aquellos ‘valores’ de Umbro que considerara interesantes para la entidad.

Ello provocó que, como decimos, importantes clubes y selecciones dentro del mundo del fútbol pasaran de la noche a la mañana, y gracias a la citada cláusula, a estar equipados por Nike cuando hasta entonces eran vestidos por Umbro. Uno de estos casos era el de la Selección Inglesa de Fútbol, que después de más de 50 años de relación con Umbro, vio como el nuevo sponsor técnico de la selección, a principios de 2013, Inglaterra comenzó a vestir Nike.

Sin embargo, la expectación que la nueva equipación Nike de la Selección Inglesa generó en los aficionados poco a poco fue derivando en continuos enfados de una afición que veía como la relación  de la firma norteamericana a la FA no se había iniciado con buen pie. Así, la nueva elástica diseñada por Nike estuvo rodeada de polémica por la similitud de la misma con la Alemania a la que se enfrentó el combinado inglés en la final de la Copa del Mundo del año 1966, y que a la postre, es la única Copa del Mundo que tiene Inglaterra hasta la fecha. Pero el transcurrir del tiempo, y sobre todo la estrategia diseñada por Nike para su relación con la selección inglesa, lejos de apaciguar los ánimos, los encendió aún más.

Así, al poco de publicar esta primera camiseta oficial de Nike con la Selección Inglesa, la compañía de Oregon lanzó otra nueva elástica con motivo del 150 aniversario de la FA, lo que comenzó a encender el ánimo de los aficionados ante la proximidad de este nuevo lanzamiento con el anterior, lo que motivaba que los fans que habían comprado la primera elástica vieran como quedaba rápidamente eclipsada por esta nueva camiseta conmemorativa. Así, si los ánimos ya estaban caldeados con el diseño elegido para esa nueva primera equipación de Nike con el combinado inglés, en aquel momento, con la decisión de lanzar una nueva equipación, motivó que el escenario se complicara aún más en la relación Nike con los fans.

Sin embargo, no parece que ello haya supuesto algún tipo de reparo para que los estrategas de Nike hayan diseñado una estrategia que a buen seguro va a elevar hasta grados insospechados el enojo de los aficionados ingleses con la firma. Y es que la firma de Oregon tiene previsto lanzar, de aquí al Mundial de Brasil 2014, otras dos camisetas de la Selección Inglesa en un hecho que, de ser finalmente una realidad, no tendría precedentes en la historia de la selección inglesa: cuatro camisetas en menos de 12 meses, algo por lo que los aficionados no están dispuestos a pasar.

Así las cosas, ya han comenzado a encenderse acalorados debates en las redes sociales británicas entre partidarios y detractores de la postura de Nike en este sentido hasta el punto de comenzar a aparecer las primeras amenazas de boicot a las nuevas camisetas, lo que supondría un verdadero trastorno para las previsiones de ingresos de Nike con Inglaterra. En este sentido, responsables de Nike ya han salido a defender la ‘inocencia’ de todo este conflicto de Nike, afirmando que han sido las circunstancias las que han precipitado el que en menos de 12 meses los aficionados vean 4 elásticas diferentes de Inglaterra, argumentando que cuando Nike llegó a Inglaterra lanzó una camiseta para la misma, hecho algo normal, mientras que el lanzamiento de la segunda estuvo propiciado por el homenaje a los 150 años de vida de la FA. No obstante, desde Nike se ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad afirmando que, concluido el Mundial, todo volverá a la secuencia normal de lanzamientos. Esto es, la camiseta oficial principal tendrá una vigencia de dos años mientras que la de visitante lo tendrá de 18 meses, ciclo normal de las grandes firmas de ropa deportivas para las entidades a las que equipan.

El argumento sin embargo no ha calado del todo entre los hinchas ingleses como decíamos anteriormente, que no logran alcanzar a visualizar más allá de un mero interés lucrativo por parte de Nike que ahora con la clasificación de su selección para el Mundial trata de explotar aún más para sacar un mayor rendimiento económico a costa de los fans.

Nike se hizo con Inglaterra mejorando incluso el contrato que tenía con Umbro, abonando 5 millones de libras más que las que aportaba la firma británica para completar un total de 25 millones de libras al año hasta el 2018.

Una polémica similar generó adidas en España entre los años 2010 y 2012. Así, los aficionados vieron en un corto periodo de tiempo como la marca alemana lanzaba la camiseta oficial con la que España disputaría el Mundial de Sudáfrica de la que a la postre fue campeona. Este hecho motivo que, al poco de concluir el Mundial, adidas lanzará una edición revisada de la camiseta mundialista de España con la estrella de campeona del mundo y el escudo FIFA que acreditaba como tal. Al poco tiempo, lanzó la camiseta con la que España disputó la fase de clasificación para la Eurocopa del año 2012 y a la conclusión de la misma, presentó la camiseta con la que España jugaría esa Eurocopa de la que también fue campeona. Es decir, en menos de dos años, cuatro camisetas diferentes, algo que los aficionados, y sus bolsillos, no llegaron a entender demasiado.