Nike denuncia a la Juventus por incumplimiento de contrato… ¡de 2001!

0
  • La firma de la entidad italiana con la multinacional alemana adidas ha supuesto una ruptura total de relaciones con su todavía sponsor técnico, la compañía norteamericana Nike
  • La marca de Oregon ha presentado una denuncia por supuesto incumplimiento del contrato que firmaron ambas partes en el año ¡¡2001!!

Del amor al odio hay tan sólo un paso. Y ese paso es el que parecen haber dado en su relación dos de las entidades más importantes del mundo, cada una en su sector, con la ruptura de relaciones ya anunciada hace algún tiempo y en virtud de la cual una de ellas, la Juventus, abandonará a la otra, Nike, para caer en brazos de su máxima rival, algo que no han acabado de digerir del todo bien en la firma norteamericana.

Nike denuncia a la Juventus

La noticia la han comunicado los propios responsables de la entidad italiana, no en un alarde de transparencia acerca de todo lo que acontece en el club para tratar de mantener informado a sus tifosis si no más bien por el preceptivo cumplimiento ante sus accionistas que motiva la necesidad de informar de todo cuanto acontece en el club.

Así, su máximo dirigente ha comunicado que la Juventus de Turin deberá acudir en breve a los tribunales para defender su gestión ante la demanda interpuesta por la multinacional norteamericana Nike, todavía sponsor técnico del club, por supuesto incumplimiento del contrato de patrocinio del 16 de noviembre de 2001.

La fundamentación

Lo primero que llamó la atención en esa información precisamente fueron las fechas. La denuncia de la multinacional norteamericana Nike se basaba en supuesto incumplimiento de contrato de patrocinio del 16 de Noviembre de 2001. Sin embargo, la Juventus, oficialmente, no viste Nike hasta la temporada 2003/2004, es decir, dos años después a la fecha del incumplimiento denunciado. Y es ahí donde Nike basa el argumento de la misma: supuestamente, el club italiano debería haber vestido ropa de la marca de Oregon ya a partir de la siguiente temporada, algo que finalmente no se hizo y se retrasó hasta el inicio de la 2003/2004.

Todo el mundo se pregunta por qué es, precisamente ahora, cuando la vinculación entre ambas partes finaliza, cuando Nike denuncia un presunto incumplimiento de contrato acaecido casi 14 años antes. Y aunque muchos quieren ver en, eso justamente, la ruptura de su relación con la Juventus, que para más inri pasará a vestir adidas, el verdadero motivo, sin embargo, debemos encontrar las fisuras de esta relación unos años más atrás, unas fisuras por las que se comenzó a filtrar una pequeña vía de agua que ha terminado de inundarlo todo.

El cisma de la tercera estrella

El verdadero motivo de una ruptura, que ahora ha acabado en demanda, entre dos instituciones que parecían condenadas a prolongar su relación en el tiempo de manera indefinida hay que buscarlo en el año 2006, con el escándalo Calciopoli que salpicó el fútbol italiano y que acabó por condenar al descenso en los despachos a la Juventus de Turin, a la vez que se le desposeía de los dos últimos scudettos, los de las temporadas 2004/2005 y 2005/2006.

Seis años después, Nike lanza la camiseta de la polémica: una elástica que presenta tres estrellas (en Italia se concede el derecho a lucir una estrella en la camiseta por cada 10 títulos de liga conquistados) correspondientes a los 30 títulos que había ganado la Juventus, sin considerar que seis años antes había sido despojada de los dos scudettos citados antes, lo que daba en total 28 títulos en lugar de 30. Las críticas recibidas fueron tan grandes, que la propia Federación Italiana de Fútbol intercedió para que se retirara esta tercera estrella. Nike presentó a la Juve una nueva camisetas con dos estrellas y donde debajo del escudo podía leerse “30 triunfos en el campo“. Desde el club se aceptó a regañadientes una solución que dejó herida de muerte a la relación entre las partes. En el seno del club nunca dejaron de pensar que la marcha atrás de la firma retirando la estrella se debía, más que a presiones federativas, a otro club, máximo rival de la Juventus, que también era equipado por Nike y que por entonces tenía un notoriedad y mediaticidad que no tenía la Juventus en el mercado mundial del fútbol: el Inter de Milan.

A partir de aquí, la relación entre la Juve y Nike mermó. Los contactos se fueron distanciando y la solución final, no renovar y firmar con adidas, no era más que la crónica de una muerte anunciada de una relación que ahora acaba en los tribunales por un supuesto incumplimiento de las condiciones del contrato firmado en noviembre de 2001. Y es que, como comenzábamos diciendo en el artículo, del amor al odio hay tan sólo un paso. Enel fútbol, también.