Nike apuesta por el deporte femenino

0
  • Nike decide abandonar los deportes de acción para centrarse en los valores realmente rentables de la marca, como la división para mujer de la compañía
  • Esta división ya factura 4.000 millones de euros y se pretende que de aquí al 2017 se incremente dicha cuantía hasta algo más de los 5.500 millones de dólares

Nike ha dicho basta. El poco interés que despierta, económicamente hablando y desde el punto de vista de la rentabilidad en relación a la inversión a realizar, de los denominados deportes de acción, unido a una cada vez mayor presencia de firmas con potencial suficiente para en el corto-medio plazo suponer un auténtico peligro para las grandes dominadoras del sector, ha colmado la paciencia de la multinacional norteamericana Nike que ha decidido dar un importante giro a su estrategia de expansión para los próximos años.

Adiós a los deportes de acción

Aunque para muchos aficionados será un auténtico varapalo, en Nike consideran clave el movimiento a realizar para tratar de rentabilizar aún más su marca teniendo en el horizonte la cada vez más amenazadora presencia de la sombra de firmas como Under Armour, capaces de desbancar en los últimos meses del panorama deportivo estadounidense a la todopoderosa adidas.

En este sentido, en Nike han considerado que es hora de ir desposeyendo de importancia dentro de la compañía a deportes como los de nieve, integrados dentro de la división Nike SB. Una división, por otro lado, que ahora pretende centrar todos sus recursos en innovación, diseño y marketing en el mayor activo dentro de la misma: el skateboarding. No es la única salida. El cese de los deportes de nieve llega después de que la propia Nike anunciara su salida de los deportes de agua como el surf.

A centrarse en el deporte femenino

Debido a todo ello, la marca alemana ha decidido dar un giro radical a su estrategia y dedicarse a sus activos más rentables. Para ello, ha decidido apostar decididamente por Nike Women, cuyo objetivo fundamental será el de incrementar sus ventas hasta un 40% de aquí al año 2017. Este área ya factura alrededor de 5.000 millones de dólares, unos 3.945 millones de euros. Con la evolución que estima Nike alcanzar, ese 40% de incremento, la división facturaría hasta unos 7.000 millones de dólares, o lo que es lo mismo, 5.510 millones de euros.

Para ello, Nike orientará todos sus esfuerzos en la incorporación cada vez mayor de la tecnología hacia estas nuevas prendas, prendas que formarán colecciones creadas por diseñadores de moda, como el brasileño Pedro Lourenço.