Nike acusa a sus creativos tránsfugas de espionaje industrial

0
Denis Dekovic, Marc Dolce y Mark Miner, antiguos creativos de Nike, ahora en adidas
  • Nike denuncia en los juzgados a los tres creativos que abandonaron la marca para incorporarse a su gran rival adidas
  • La firma de Oregon les acusa de facilitar información confidencial a adidas por lo que les reclama una indemnización de hasta 10 millones de dólares
  • Las sospechas, tras la denuncia, de posible caso de espionaje industrial vuelve a hacerse presente en las dos compañías

Cuando hace tan sólo unos meses tres de los más importantes diseñadores de la multinacional norteamericana Nike decidieron, por sorpresa y cuando nadie lo esperaba, abandonar la firma de Oregon para firmar por su gran rival, la marca alemana adidas, un movimiento estratégico y de los más llamativos que ha podido conocer este año 2014 dentro del sector, pocos pensaban que el hecho en sí pudiera conllevar unas connotaciones, sobre todo judiciales, como las que ahora comienzan a aparecer en torno al mismo que pueden provocar un importante movimiento sísmico a todos los niveles dentro de la industria del deporte.

adidas “le roba” a Nike a tres de sus creativos

La noticia se conoció a finales del pasado mes de septiembre, una vez los ecos del Mundial de Fútbol de Brasil 2014 habían desaparecido en el horizonte mediático y cuando el inicio de la nueva temporada comenzaba a aparecer nuevamente como protagonista en el universo fútbol. Tres de los más importantes creativos de la multinacional norteamericana Nike ponían rumbo a su gran rival adidas para convertirlos en la punta de lanza de la nueva estrategia de diseño de la multinacional alemana a partir de entonces a nivel Mundial.

Para ello, Denis Dekovic, Marc Dolce y Mark Miner, serían los encargados de ponerse al frente del  Brooklyn Creative Studio,
un centro que se convertirá en el futuro en el semillero de las nuevas
entregas de la firma de las tres tiras dentro de un mercado tan
sumamente competitivo pero atractivo como es el del calzado deportivo. No en vano, el trío de diseñadores son los padres conceptuales de zapatillas tan icónicas en la hasta ahora su marca de referencia, Nike, como las Mercurial 9, Nike Tiempo V, Hypervenom, Magista, Luna Force 1 o las Air Force 1.


Nike responde con una demanda

El movimiento dejó en estado de shock no sólo al sector entero sino, particularmente, a la compañía norteamericana, que no llegaba a calibrar el alcance de lo sucedido y que tardó en poder reaccionar. Pero esa reacción ha llegado y lo ha hecho con lo que todo el mundo esperaba, una demanda judicial, aunque lejos de lo que muchos podían predecir en la industria, la misma no ha ido contra los movimientos más o menos comprometedores de adidas en todo este caso para fichar a los cracks del diseño de Nike, sino contra los propios afectados.

Así, Nike ha puesto en los juzgados una demanda judicial contra los tres creativos, Denis Dekovic, Marc Dolce y Mark Miner, en la que reclama a los mismos una indemnización de 10 millones de dólares por supuesto espionaje industrial, argumentando que cuando aún todavía eran empleados de Nike, en el mes de Abril pasado, los mismos se reunieron en más de una ocasión con la marca rival, adidas, a la que supuestamente le habrían facilitado información confidencial acerca de las estrategias, diseños y planes previstos por la compañía norteamericana para el corto y medio plazo, una acusación que ha comenzado a vislumbrar un escenario muy diferente al que conocíamos hasta ahora.

¿Y si las Primeknit de adidas respondieran a un caso de espionaje industrial?

Primeros meses del año 2014. Prolegómenos del Mundial 2014 de Brasil. Todas las marcas comerciales preparan sus mejores estrategias para acaparar el mayor nivel de protagonismo posible entre sus productos. Sin embargo, dos de ellos, dos botas de fútbol, llaman poderosamente la atención dentro de la industria: una las ponía en el mercado la multinacional norteamericana Nike; la otra, su gran rival, la marca alemana adidas. Ambas, con un elemento común: presentaban una bota con una prolongación en su base que daba la sensación de llevar incorporada un trozo de media con lo que las nuevas botas comenzaron a llamarse entre los aficionados las botas calcetín: estábamos ante las nuevas Magista de Nike y las nuevas Primeknit de adidas.

Una vez presentadas, a nadie escapaba la enorme similitud de las mismas lo cual, junto con la coincidencia en el tiempo en cuanto a su llegada al mercado se refiere, llevó a pensar a más de muchos en el enorme parecido, en cuanto a concepto, que ambas recogían. Más el por entonces mero rumor jamás pasó de eso: dentro del sector se hablaba y mucho del enorme parecido pero pocos eran los que se atrevían a aventurar un caso de posible espionaje industrial entre una u otra compañía.

Ahora, con la demanda judicial de Nike contra los tres creativos, vuelve a nacer con fuerza el rumor que ya identifica la parte que, supuestamente, habría copiado en su concepción a la otra: según las acusaciones de Nike, los creativos habrían trasladado a adidas, incluso cuando todavía formaban parte del personal de la marca norteamericana, diseños, bocetos, planes y estrategias acerca de productos, campañas y políticas de la compañía para los próximos meses y años. Con la acusación conocida, ahora uno de los rumores es que las Primeknit de adidas se habrían inspirado, y mucho, en las Magista de Nike, algo que sin embargo Nike no especifica en su demanda pero cuyo run run comienza a coger fuerza dentro de la industria. ¿Hubo caso de espionaje industrial de una marca hacia otra?