Neymar o qué no hacer en una campaña de marketing

0

Las redes sociales se han convertido, todos los sabemos, en unas herramientas indispensables a nivel mundial. En el mundo de la industria del deporte, se ven como el vehículo ideal para que los cracks del deporte habiliten a sus seguidores un canal directo, sin cortapisas, para estar en contacto con ellos, lo que potencia y fideliza sobre manera a esos aficionados.

Teniendo en cuenta todo ello, era cuestión de tiempo que las marcas y firmas comerciales, aliándose con la figura de estos cracks, lanzasen campañas de marketing a través de estas redes sociales dada la inmediatez y grado de penetración en el mercado de una manera ágil, directa y rápida. Sin embargo, el caso de Neymar y uno de sus importantes patrocinadores, Claro, ha puesto de manifiesto que, antes de cualquier aventura en el mundo del marketing, es necesario analizar seriamente los pros y contras de su puesta en marcha.

Como decimos, cada día es más habitual ver a estrellas del deporte en general, y del fútbol en este caso particular, hacer campañas de marketing a través de Twitter. Una de las últimas puestas en marcha ha sido la de la compañía Claro junto con el brasileño Neymar. Así, la multinacional activó una aplicación a través de la cual, con el hashtag #CraqueDaClaro, Neymar, a través de su cuenta en Twitter, respondía automáticamente con una foto firmada en la que salía el nombre d ela cuenta que había tuitetado el hashtag.

En principo, la acción parece una buena manera de fidelizar al usuario, personalizando una acción que a buen seguro, de haberse analizado los pros y contras que podría tener, habría sido todo un éxito. Pero la compañía dejó algunos cabos sueltos, que rápidamente fueron apreciados por toda la red para convertir el hashtag en un medio para ridiculizar al brasileño y tener que retirar la campaña. Así, la compañía dejó a la vista que el sistema estaba automatizado de tal manera que nadie revisaba quién enviaba los hashtags.

Rápidamente la red convirtió la campaña en una estrategia de mofa con Neymar con protagonista y se crearon cuentas que en la aplicación daba como resultados frases como “Um grande abraço. A por la Décima. Neymar”

El hashtag fue trending topic durante horas en la red, hasta que en la compañía vieron que lo más lógico era retirar la campaña. Una prueba más de que minusvalorar el alcance y las posibilidades de las campañas de marketing (más si es a través de las redes sociales) puede salir muy caro.