Neymar, de mago del balón a emperador de los disfraces

0

Lo de este chico es un no parar. Y al parecer, se atreve con todo.

Los múltiples contratos comerciales que tiene firmado con diferentes marcas y que han convertido al brasileño en el nuevo Rey Midas en el mundo del marketing deportivo, con las marcas y firmas comerciales haciendo cola para contar con su imagen y haciendo que muchos le consideren ya como el sustituto de otros iconos mediáticos como David Beckham o Cristiano Ronaldo, hacen que a veces se preste a situaciones como las de su última campaña.

El ilusionista del disfraz, el nuevo Mortadelo, el camaleón del fútbol…. Los apelativos que ha comenzado a recibir el brasileño por su última campaña con una firma de helados son innumerables. Así, Neymar como os digo es el nuevo protagonista de la nueva campaña de la cadena de helados Kibon, lo que le ha llevado a disfrazarse de mariposa, marciano, vaca o hasta de Elvis Presley.

Neymar tiene algo que es un auténtico imán para las marcas. Y ese algo es algo que no tienen ni Messi ni Cristiano Ronaldo y que las marcas valoran muchísimo: frente a la timidez del argentino o la aparente arrogancia del portugués, Neymar es, ante todo, divertido. Es extrovertido, tiene esa chispa que suele acompañar a los jugadores brasileños de alegre, sonriente casi siempre, espontáneo… algo que da frescura a las marcas. Y aunque muchos han calificado la campaña como de ridícula, no tenemos que olvidar que el crack brasileño ingresa nada menos que más de 3 millones de dólares al mes procedentes de estos acuerdos comerciales.