New Balance no gusta en Liverpool

0
  • Unos diseños acerca de cómo se verían las camisetas red bajo la marca New Balance desencadena un amplio debate entre lo acertado o no de dejar a Warrior para vestir New Balance
  • Entre los aficionados reds ya comienzan a levantarse las primeras voces críticas contra la medida

Finales de agosto de 2014. Marketing Deportivo MD publica una noticia que rápidamente se convierte en la protagonista en las redes sociales: los clubes equipados por la firma norteamericana Warrior pasarían a estar vestidos, a partir de la temporada que viene, por la multinacional New Balance, una firma a la que pertenece Warrior y que se quedaría con los nuevos clubes de la marca ante un giro total en la estrategia que seguirá la marca matriz en su desembarco en el fútbol.

Hoy, apenas dos meses después, la ciudad de Liverpool, que esta semana será noticia por la visita del Real Madrid durante la Champions, amanece estos días inmersa en un enorme debate acerca del acierto o no de pasar a equipar uniformes New Balance a partir de la próxima temporada.

New Balance no gusta en Liverpool

A pesar de que en los mentideros futbolísticos la idea de que New Balance se haría con los clubes Warrior, y por lo tanto con el Liverpool, a partir ya de la próxima temporada, era de sobra conocida, no ha sido hasta ahora cuando el debate no se ha abierto en la ciudad de The Beatles.

Así, con motivo de la circulación por las redes sociales de los bocetos de cómo podrían verse los uniformes del Liverpool bajo la marca New Balance, bocetos realizados por un aficionado y que no tienen nada que ver con el diseño del club para la temporada que viene, la polémica se ha instaurado en Anfield entre partidarios y detractores de la medida. Y a decir por lo que se lee en las redes sociales, en Liverpool no gusta New Balance.

De adidas a New Balance

Cuando en el año 2011 una firma casi desconocida en Europa pero con un enorme arraigo en los Estados Unidos, Warrior, se hacía con uno de los clubes más emblemáticos de toda Europa como es el Liverpool, arrebatándoselo además a una firma como la todopoderosa adidas, todo el mundo en la ciudad británica en particular y en el mundo del fútbol en general se preguntaba quién era esa compañía que había sido capaz de poner encima de la mesa los suficientes millones para desplazar a adidas de una de sus principales plazas en la Premier.

Los millones dejaron paso a unos diseños que si bien recibieron críticas durante los primeros diseños, poco a poco se han ido convirtiendo en seña de identidad en el Liverpool. Sin embargo, esta asimilación poco a poco de la firma norteamericana no ha seguido la misma evolución en los rumores que apuntan a New Balance a partir de la temporada que viene. Así, en las redes sociales, comienzan a llover duras críticas contra los dirigentes del club por permitir pasar de una marca como adidas a otra como New Balance, una marca cuya presencia en el fútbol se ha reducido a un par de temporadas con el Swansea City a finales de la década de los 90.

En Liverpool ya se preparan para la llegada de New Balance, una marca que tiene como principal estrategia aprovechar el tirón del club en tierras asiáticas y la red de tiendas que tiene la firma en aquel territorio para tratar de implementar aún más su marca en un mercado tan sumamente atractivo como el del continente asiático.